MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 22:50 UTC

 

 

Entregan al Consejo de Seguridad de la ONU el informe final sobre la guerra civil en Colombia

Sábado, 16 de julio de 2022 - 10:34 UTC
“La guerra daña todo lo que toca, daña a los agresores y a los que son agredidos”, subrayó De Roux “La guerra daña todo lo que toca, daña a los agresores y a los que son agredidos”, subrayó De Roux

El sacerdote jesuita colombiano Francisco de Roux, que preside la Comisión de la Verdad del país derivada del acuerdo de paz con ex guerrilleros, compareció el jueves ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para entregar el informe final de su equipo.

El grupo de De Roux redactó durante los últimos tres años los resultados de cientos de audiencias con víctimas, victimarios, organizaciones sociales y exiliados del conflicto armado interno.

“Vengo a decirles que la tarea está terminada, una tarea que ustedes han apoyado unánimemente, aquí está la tarea”, dijo De Roux ante el pleno del Consejo de Seguridad.

El sacerdote católico insistió en que el informe abrió interrogantes sobre por qué Colombia llegó a los niveles de barbarie que alcanzó y cómo afrontarlo a partir de ahora para que no vuelvan a ocurrir cosas como este conflicto, en el que cuatro de cada cinco víctimas fueron no combatientes.

“Hemos buscado respuestas a por qué ocurrió esto” y hemos comprendido que “la guerra no es sencilla” y que una vez desatada se despliegan “intereses” culturales, políticos, económicos y criminales que dejan “un vacío ético, un olvido de todo ser humano”, explicó De Roux.

“La guerra daña todo lo que toca, daña a los atacantes y a los que son atacados”, añadió.

De Roux propuso entonces un cambio en el “sistema de seguridad” vigente en Colombia. “Hicimos seguridad armada para dar seguridad al poder, al aparato, a las propiedades, a las empresas, incluso seguridad para cuidar a la propia burocracia armada. Pero no hubo seguridad suficiente para cuidar a la gente, al ser humano, por eso en la guerra colombiana ocho de cada 10 muertos fueron civiles”, insistió, al tiempo que pidió a la comunidad internacional no dar a Colombia más herramientas para la guerra.

“Por eso pedimos hoy que si va a haber ejércitos, sean ejércitos y policías para la paz, no para la guerra, y pedimos a la comunidad internacional que no nos den nada para la guerra; queremos hacer de Colombia un paradigma mundial de reconciliación, después de tanto sufrimiento”, dijo el sacerdote que pidió asimismo el fin de la “guerra contra el narcotráfico” porque está planteada de tal manera que sólo aumenta “las ganancias del negocio”.

“Espero que la lección de Colombia nos aleje para siempre de las guerras de todos los bandos y nos lleve a buscar con pasión la verdad y la dignidad del ser humano. Para Colombia y para el mundo hay futuro si hay verdad”, añadió.

Categorías: Política, América Latina.