MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 19:02 UTC

 

 

Preocupa a la SIP arremetida del mandatario costarricense contra un diario

Miércoles, 13 de julio de 2022 - 10:36 UTC
Chaves había prometido destruir a los medios de comunicación que recordaban que estaba implicado en acusaciones de acoso sexual durante su desempeño en el Banco Mundial Chaves había prometido destruir a los medios de comunicación que recordaban que estaba implicado en acusaciones de acoso sexual durante su desempeño en el Banco Mundial

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó este martes su preocupación por el futuro de la libertad de expresión en Costa Rica tras los ataques del Gobierno del presidente Rodrigo Chaves contra La Nación, que incluyen “acciones administrativas” contra el diario sus empresas propietarias.

La organización instó a Chaves a suspender “lo que parece ser un acto de intimidación indirecta”, así como “una campaña de desprestigio del periódico”.

“Las acciones administrativas contra una de las empresas que le dan estabilidad económica al periódico fueron tomadas dos días después de que el presidente criticara al diario”, dijo el presidente de la SIP, Jorge Canahuati, quien destacó que Chaves utilizó datos distorsionados sobre los bonos emitidos por La Nación S.A. en la bolsa de valores entre 2013 y 2014 y cuestionó la estabilidad financiera de la empresa.

El titular de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Álvaro Ramos, admitió que los rendimientos siempre se pagaron a tiempo. La CCSS fue uno de los inversionistas que supuestamente podía sufrir graves pérdidas, según las declaraciones del presidente.

La semana pasada y tras una denuncia anónima, el Ministerio de Salud suspendió el permiso de operación de Parque Viva, propiedad del Grupo Nación.

“Nuestra experiencia indica que, muchas veces, la libertad de prensa es atacada de manera indirecta para 'disciplinar' a los medios, ya sea a través de auditorías fiscales o discriminándolos con publicidad oficial, entre otras formas de censura indirecta”, dijo Canahuati.

La organización internacional también recordó que “durante la campaña electoral, Chaves había prometido destruir La Nación y Canal 7, entre otros medios, porque publicaron información sobre denuncias de acoso sexual en su contra cuando trabajaba en el Banco Mundial hace más de 15 años, y sobre supuestas irregularidades en el financiamiento de su actividad política”.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, dijo que “las continuas referencias del presidente al periódico demuestran una intención de desprestigio ante la opinión pública”. Jornet, director de La Voz del Interior en la ciudad argentina de Córdoba, añadió que “lamentablemente, ésta es una práctica cada vez más habitual entre los gobernantes de la región, independientemente de su tendencia ideológica”.

Canahuati y Jornet instaron a Chaves a abandonar “la actitud de confrontación” contra La Nación y a “respetar el papel fundamental de la prensa en una democracia”. También recordaron que Costa Rica era uno de los países donde más se respetaba la Declaración de Chapultepec.

El documento establece que “ningún medio de comunicación o periodista debe ser sancionado por difundir la verdad o formular críticas o denuncias contra los poderes públicos”.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y la libertad de expresión en las Américas. Está integrada por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental y tiene su sede en Miami, Estados Unidos.

Categorías: Política, América Latina.