MercoPress, in English

Sábado, 13 de agosto de 2022 - 20:38 UTC

 

 

Denuncian abusos dentro de Academia Militar paraguaya

Martes, 12 de julio de 2022 - 09:30 UTC
Incluso familiares de los cadetes denunciaron haber recibido amenazas de muerte Incluso familiares de los cadetes denunciaron haber recibido amenazas de muerte

Apenas unas semanas después de que salieran a la luz dos casos de abusos dentro del Ejército argentino, el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT) de Paraguay confirmó este lunes que el trato cruel a los cadetes de la Academia Militar Francisco Solano López (Academil) era práctica habitual.

Términos de argot como “la hora 25” y otros castigos esperan a quienes desean graduarse. Los cadetes pasan hambre y no utilizan los retretes antes de las 11 de la noche para no molestar a sus superiores.

Según el documento del MNPT, elaborado a raíz de varias denuncias de las víctimas y sus familiares, el 16,98% de las 56 personas entrevistadas denunció haber sufrido palizas como castigo físico por faltas reales o supuestas y el 65% admitió haber presenciado cómo se golpeaba a otro cadete, mientras que el 45,5% reconoció haber sido sometido al método de tortura conocido como “el trípode”, que consiste en apoyarse en el suelo con la cabeza durante horas y formar un arco con las piernas, sin el apoyo de las manos. Aunque el reglamento de Academil prohíbe expresamente el uso del trípode como castigo físico, el 20% confirmó haber sufrido este tipo de medida.

“Los mandos incitan al maltrato, no lo hacen, pero incitan a los oficiales y [a los cadetes de mayor rango] a hacerlo y ven cómo se hace. Los oficiales y todo el mundo sabe en qué momento ocurre y no hacen nada”, destaca el informe.

Los entrevistados (el 63% de ellos) también dijeron que cenan a las 19.30 horas y siguen con las actividades hasta tarde, lo que les hace pasar hambre. “Algunos cadetes superiores incluso venden sándwiches”, dijo una de las víctimas.

A las 22 horas los cadetes realizan actividades que no pudieron hacer durante el día, como lavar la ropa, estudiar e incluso ocuparse de sus necesidades fisiológicas o descansar.

La hora 25 comienza a las 11 de la noche, cuando no hay oficiales alrededor y los cadetes mayores toman el mando. Un padre de una de las víctimas había denunciado que durante esa hora los cadetes superiores someten al resto a torturas como ponerles una bolsa en la cabeza, hacerles dormir con la ropa mojada, pegarles, mandarles a hacer trípodes o ponerles madera entre los dedos de las manos y los pies para luego apretarlos.

Los maltratos también pueden incluir el aislamiento y las actividades físicas excesivas. A los cadetes se les priva de sus días de descanso. “A uno le hicieron tumbarse y levantarse del suelo 1.500 veces por no saber el nombre del comandante del cuerpo”, dijo un entrevistado a los autores del informe. A algunos cadetes también se les hace hacer ejercicio hasta que vomitan.

En cuanto al trato humillante, el 38,46% dijo haber sido insultado o humillado, incluso en presencia de otras personas. También refirieron haber visto cómo golpeaban e insultaban a otras personas dentro de la academia.

El informe también describe diversas formas de castigo físico y tortura, así como los nombres de la jerga Academil con los que se les conoce. Los castigos suelen ganarse con interpretaciones rebuscadas sobre la longitud del pelo o el doblado del pañuelo, entre otros hechos.

Privar a los cadetes de sus días libres se utiliza mucho a pesar de sus implicaciones psicológicas y se acepta como algo natural, al igual que el abuso verbal, los gritos, las humillaciones y las amenazas con el fin de intimidar a una persona, causándole miedo y angustia. “Lo encerraron en el baño y lo denigraron y no lo iban a dejar ir hasta que llorara”, dijo un testigo. Los familiares también han recibido amenazas de muerte.

Según el informe, los cadetes afectados evitan acudir a los servicios de salud para que les traten las lesiones, ya que esto es visto como una debilidad incluso por dichos servicios donde prevalece una especie de ley de silencio.

El informe fue elaborado por el Mecanismo de Prevención de la Tortura, con el apoyo interinstitucional de la Comisión de Derechos Humanos de ambas Cámaras del Congreso.

(Fuente: Ultima Hora)

Categorías: Política, Paraguay.
Tags: Militares.