MercoPress, in English

Jueves, 1 de diciembre de 2022 - 03:16 UTC

 

 

El gobierno chileno pretende gravar a los más ricos y a las empresas mineras

Sábado, 2 de julio de 2022 - 10:35 UTC
Menos del 3% de los contribuyentes pagará más impuestos y menos del 97% no pagará más impuestos, explicó el ministro Marcel Menos del 3% de los contribuyentes pagará más impuestos y menos del 97% no pagará más impuestos, explicó el ministro Marcel

El gobierno del presidente chileno Gabriel Boric Font avanzó este viernes con su iniciativa de introducir una revolucionaria reforma fiscal, que apunta al 3% más rico de la población y a las grandes empresas mineras del cobre.

Chile es el primer productor mundial de cobre con más de 50.000 toneladas anuales.

Con estos cambios, el Gobierno progresista apunta a recaudar el 4,1% del producto interior bruto (PIB) del país.

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, expuso la propuesta de reforma que se dividirá en cuatro proyectos de ley que se presentarán al Congreso.

La reforma “responde a la idea de un pacto fiscal que contribuya al desarrollo del país, que ayude a modernizar el sistema tributario, que le dé más justicia al sistema y que sea eficiente tanto en la recaudación como en el uso de los recursos”, según Marcel.

El economista insistió en que “todos los estudios muestran que en términos de presión fiscal estamos por debajo de la media de los países de la OCDE en magnitudes que la propia OCDE ha estimado en torno a 8 puntos del PIB”.

La nueva estrategia comprende “un componente de imposición personal, de imposición sobre la renta, la creación de un impuesto sobre el patrimonio, la reducción de las exenciones, la evasión y el mejor control, un nuevo canon minero y los impuestos correctivos”, explicó Marcel.

Agregó que “se implementarán mecanismos para estimular la diversificación productiva, el desarrollo productivo, el apoyo a las pymes y el desarrollo de la investigación y la innovación. El canon también estará dirigido en esta dirección, a la diversificación productiva del país, y la minería tiene una base territorial muy distintiva, por lo que parte de los recursos de la reforma del canon minero también irán a las regiones, así como a la recaudación de impuestos correctivos”.

Dos de los proyectos de ley de la reforma tributaria serán presentados al Congreso este mes, mientras que los otros deberán estar finalizados en el último trimestre de 2022.

De aprobarse estas medidas, se estima que en 2023 la recaudación alcanzará el 0,6% del PIB para aumentar progresivamente al 1,8% en 2024, al 3,1% en 2025 hasta llegar al 4,1%.

Según el funcionario, la idea es avanzar de “un sistema semiintegrado a un sistema dual”.

“Para ello, proponemos reducir el impuesto de primera categoría del 27% al 25%. Es una diferencia del 2% que se traducirá en una tasa de desarrollo para las empresas del 2% de sus ganancias que podrán retener en su totalidad si invierten esos recursos en mejorar su productividad”, detalló.

“Para los beneficios distribuidos de las empresas, se crea un impuesto sobre las rentas del capital con un tipo fijo del 22%, que se aplicará a los dividendos pagados por las empresas a las personas físicas, y este tipo también se aplicará a las plusvalías”, explicó también.

Marcel subrayó que “algo menos del 3% de los contribuyentes pagará más impuestos, y algo menos del 97% no pagará más impuestos. Este es un dato relevante de esta reforma”.

En el caso de las pymes, Marcel señaló que “el régimen especial se va a mantener” porque “nos tomamos muy en serio la responsabilidad que supone proponer al país una reforma fiscal de esta magnitud.”

“Por supuesto, no es algo que podamos minimizar, y aun cuando quienes fundamentalmente contribuyen a esta mayor recaudación son un subconjunto de la población, nuestro compromiso es con el país en su conjunto, para utilizar bien estos recursos y mostrar a los chilenos que el esfuerzo que se está haciendo para pagar mayores impuestos será un esfuerzo que realmente vale la pena”, recalcó el ministro.

Tras la exposición de Marcel, Boric llamó a los legisladores a tramitar el caso con diligencia para que el proyecto sea despachado en los plazos establecidos, porque el objetivo es “avanzar en mayor equidad, en mayor igualdad, en mayor cohesión social para que todos estemos un poco más protegidos”.

“Estos son los derechos sociales, que buscamos financiar de manera responsable con ingresos permanentes para gastos permanentes”, señaló el jefe de Estado. “Esto va más allá de un gobierno en funciones”, insistió.

Con este plan, Boric habría buscado acercar al país a los estándares internacionales, ya que Chile es un país con una de las tasas de recaudación tributaria más bajas en proporción a su riqueza de toda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). A pesar de ser uno de los países con mayor renta per cápita de América Latina, Chile es uno de los estados más desiguales y con menor capacidad redistributiva de la OCDE, teniendo en cuenta que los impuestos consiguen reducir la desigualdad en un 2,5% frente al 10% de media del grupo.

Categorías: Economía, Política, Chile.