MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 03:50 UTC

 

 

Biden destaca el papel de la democracia en la Cumbre de Los Ángeles

Jueves, 9 de junio de 2022 - 10:20 UTC
“No hay ninguna razón por la que las Américas no puedan ser seguras, prósperas y democráticas, desde el norte de Canadá hasta el extremo sur de Chile”, argumentó Biden “No hay ninguna razón por la que las Américas no puedan ser seguras, prósperas y democráticas, desde el norte de Canadá hasta el extremo sur de Chile”, argumentó Biden

El presidente de EE.UU., Joseph Biden, destacó la importancia del régimen democrático en todo el continente americano, pero no hizo ninguna referencia a su decisión de no invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua a la IX Cumbre de las Américas que se celebra en Los Ángeles hasta el 10 de junio.

Durante la ceremonia de apertura, Biden destacó que la democracia “está bajo asalto en todo el mundo” y que la Carta Democrática Interamericana refleja el compromiso de los países de la región con la “promoción y defensa” de esa forma de gobierno en cualquier lugar.

 

“Reunámonos de nuevo y renovemos nuestra convicción de que la democracia no sólo es el rasgo definitorio de la historia de América, sino un ingrediente esencial del futuro de América”, instó Biden.

 

“En esta cumbre, tenemos la oportunidad de unirnos en torno a ideas audaces, acciones ambiciosas y demostrar a nuestro pueblo el increíble poder de las democracias para ofrecer beneficios concretos y mejorar la vida de todos”, añadió.

 

Tras la decisión de Washington de excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua, los presidentes de México, Bolivia y Honduras se negaron a asistir a la reunión de jefes de Estado y enviaron en su lugar a sus ministros de Asuntos Exteriores.

 

“No hay ninguna razón por la que las Américas no puedan ser seguras, prósperas y democráticas, desde el norte de Canadá hasta el extremo sur de Chile. Tenemos todas las herramientas que necesitamos”, prosiguió Biden, al anunciar una asociación con América Latina y el Caribe para impulsar la prosperidad económica del continente para recuperarse de la pandemia del COVID-19 a través de la llamada Alianza para la Prosperidad Económica de las Américas, que busca promover una “recuperación equitativa” de la pandemia. Estados Unidos también prometió más de 300 millones de dólares en ayuda para la inseguridad alimentaria.

 

Biden propuso asimismo una reforma del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para dar al sector privado un mayor papel en el desarrollo del continente.

 

“Nuestra región es grande y diversa. No siempre estamos de acuerdo en todo, pero como somos democracias, resolvemos nuestros desacuerdos con respeto mutuo y diálogo”, señaló el mandatario anfitrión.

 

Los otros dos jefes de Estado de la región que faltaron a la cita fueron el guatemalteco Alejandro Giammattei, que fue menos específico al condenar la decisión de la Casa Blanca de excluir a Venezuela, Cuba y Nicaragua, y el uruguayo Luis Lacalle Pou, que dio positivo en la prueba de COVID-19.

 

“La Asociación Americana ayudará a que las economías crezcan de abajo hacia arriba y de la mitad hacia afuera, no de arriba hacia abajo”, dijo Biden. “La economía de goteo no funciona”.

 

A diferencia del Marco Económico Indo-Pacífico (IPEF), la “visión económica” para contrarrestar el peso de China que Biden lanzó en Tokio en mayo con 13 países a bordo, la Alianza de las Américas para la Prosperidad Económica no tiene aún participación de ningún país. Ninguno de los dos marcos incluye disposiciones como la reducción de aranceles y otras herramientas de acceso al mercado que Washington utiliza tradicionalmente para incentivar a sus socios. Muchos países latinoamericanos ya tienen acuerdos de libre comercio con Washington, como Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú.

Otros, como Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y varios países del Caribe, han firmado acuerdos marco de comercio e inversión menos amplios con Estados Unidos.