MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 02:01 UTC

 

 

Agatha deja al menos 11 muertos en el Pacífico mexicano

Jueves, 2 de junio de 2022 - 09:55 UTC
El Caribe mexicano también se prepara para el mal tiempo El Caribe mexicano también se prepara para el mal tiempo

Tras entrar en los libros de historia como el huracán más potente que ha tocado tierra en las costas del Pacífico mexicano durante el mes de mayo, los informes de este miércoles de la zona mencionan al menos 11 víctimas mortales y al menos otras 33 desaparecidas, según el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat.

El ojo de la tormenta llegó a Oaxaca, México, el lunes por la tarde como un poderoso huracán de categoría 2, con vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora (105 mph), pero rápidamente perdió fuerza a medida que se desplazaba hacia el interior.

Murat dijo que el número de víctimas incluía niños. Primero mencionó 10 muertos, y más tarde actualizó la cifra.

Después de Agatha, las comunidades de la Costa y la Sierra Sur de Oaxaca quedaron devastadas. Los ríos y arroyos inundaron las casas, los fuertes vientos huracanados destruyeron a su paso techos y todo lo que había.

La tormenta se disipó por la tarde, pero tanto el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos como las autoridades mexicanas advirtieron que las fuertes lluvias podrían causar peligrosas inundaciones repentinas en los estados del sur de México. Murat pidió a la población que se mantuviera alerta ante posibles nuevos desbordamientos y desprendimientos.

La localidad de San Isidro del Palmar, a pocos kilómetros de la costa, se vio inundada por el río Tonameca. Los residentes con el agua hasta el cuello intentaron salvar sus pertenencias , caminando con precaución con montones de ropa en la cabeza y figuras religiosas en los brazos. Santa María Tonameca fue uno de los municipios de la costa que más daños sufrió a causa de Agatha.

Las intensas lluvias y el fuerte oleaje golpearon las localidades turísticas de Zipolite, conocida por sus playas nudistas y el surf, y Mazunte, otra playa popular de ambiente bohemio que el martes comenzaba a retirar el barro de los restaurantes y a limpiar los techos caídos, la mayoría de ellos de palmeras.

Agatha, el huracán más potente que ha azotado la costa del Pacífico mexicano en el mes de mayo desde que se iniciaron los registros en 1949, tocó tierra el lunes como huracán de categoría dos, trayendo consigo lluvias torrenciales que provocaron el desbordamiento de los ríos y la rápida erosión de las laderas de las montañas. Golpeó una franja de pequeñas ciudades de playa y pueblos pesqueros y se adentró en las regiones montañosas de Oaxaca, donde perdió gran parte de su fuerza.

Más de 40.000 personas en todo el estado fueron afectadas por la tormenta, dijo Murat. Muchos se quedaron sin electricidad o vieron sus casas destruidas. La mayoría de las 11 víctimas quedaron sepultadas por los desprendimientos de tierra o se ahogaron en las inundaciones repentinas que les arrastraron, según los informes.

Además de Agatha, los meteorólogos dijeron que una gran zona de tormentas a lo largo de la costa caribeña de la Península de Yucatán tiene un 70% de posibilidades de convertirse en una depresión tropical en las próximas 48 horas.

Tags: huracan, Mexico, Oaxaca.