MercoPress, in English

Miércoles, 10 de agosto de 2022 - 11:45 UTC

 

 

Ejército de EEUU debe dar de baja a soldados no vacunados

Jueves, 3 de febrero de 2022 - 10:04 UTC
Las tropas no vacunadas representan un riesgo para sus unidades, explicó Wormuth Las tropas no vacunadas representan un riesgo para sus unidades, explicó Wormuth

El Ejército de los Estados Unidos anunció este miércoles que comenzará a dar de baja a los soldados que no estén vacunados contra el COVID-19. Al 26 de enero, el 96% de los efectivos estaban completamente vacunados, mientras que 3.350 se habían negado a recibir una inyección.

La secretaria del Ejército, Christine Wormuth, emitió la orden de “comenzar inmediatamente a separar a los soldados del servicio” si no han recibido alguna vacuna contra la COVID-19, se informó.

El mandato de Wormuth se aplica a soldados regulares del Ejército, a soldados de reserva y a cadetes que no tienen una solicitud de exención de vacunas aprobada o pendiente.

Alrededor de 5.900 miembros del personal del ejército han recibido una exención temporal por motivos médicos o religiosos. Aquellos cuyos casos aún no hayan sido resueltos serán excluidos de la orden de Wormuth hasta que se estudien sus solicitudes.

“La preparación del ejército depende de los soldados que estén listos para entrenar, desplegar, pelear y ganar las guerras de nuestra nación”, dijo Wormuth en un comunicado. “Los soldados no vacunados representan un riesgo para la fuerza y ponen en peligro la preparación. Comenzaremos procedimientos de separación involuntaria para los soldados que rechacen la orden de vacunación y no estén pendientes de una decisión final sobre una exención”.

Aquellos que sean dados de baja por negarse a la vacuna no recibirán pago por separación involuntaria “y pueden estar sujetos a la recuperación de cualquier pago especial o de incentivo no ganado”, según fuentes del Ejército.

Seis oficiales de alto rango, incluidos dos comandantes de batallón, fueron destituidos de sus puestos por negarse a vacunarse. El ejército emitió “reprimendas” por escrito a 3.073 soldados por la misma razón.

La Marina de los EE. UU., particularmente sensible a la pandemia debido al riesgo que un solo caso de COVID-19 podría representar para todo un barco o submarino en el mar, anunció a mediados de octubre que el personal que rechazara la vacunación sería expulsado de la fuerza.

En un comunicado este miércoles, la Marina dijo que alrededor de 8,000 miembros del servicio activo y de reserva seguían sin vacunarse y que, hasta la fecha, 118 personas habían sido despedidas por rechazar la vacuna. El Cuerpo de Marines dijo anteriormente que había desafectado a más de 300 efectivos.

Según el Pentágono, alrededor del 97 por ciento de los aproximadamente 1,4 millones de militares estadounidenses en servicio activo han recibido al menos una dosis de la vacuna.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, ordenó en agosto que todos los soldados, tanto en servicio activo como en reserva, se vacunaran de conformidad con la orden del presidente Joe Biden al respecto. No obstante, Austin permitió que cada rama de las fuerzas armadas estableciera sus propios plazos.