MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 08:46 UTC

 

 

Brasil: culpabilidad de Bolsonaro probada en filtración sobre sistema de votación

Sábado, 29 de enero de 2022 - 10:11 UTC
Ribeiro también insistió en que el testimonio de Bolsonaro era necesario Ribeiro también insistió en que el testimonio de Bolsonaro era necesario

La Policía Federal (PF) de Brasil dijo que la acción “directa” y “consciente” del presidente Jair Bolsonaro al filtrar datos confidenciales sobre el sistema de votación electrónica del país estaba establecida de manera concluyente.

La PF también informó que había indicios delictivos en la conducta de Bolsonaro, de su asistente, el teniente coronel Mauro César Barbosa Cid, y del diputado federal Filipe Barros (PSL-PR). Los tres participaron de la transmisión por redes sociales en la que se dieron a conocer detalles confidenciales de una investigación.

El informe de la vocera de la PF, Denise Ribeiro, fue entregado al STF en noviembre, pero se hizo público el viernes tras la decisión de De Moraes. Ribeiro afirmó que no había buscado la acusación de Bolsonaro y Barros debido a las opiniones divergentes entre el STF sobre si se puede emprender tal acción contra los funcionarios electos que se supone que tienen inmunidad, que no era el caso de Cid y, por lo tanto, fue acusado de revelar un documento confidencial, “considerando que, como funcionario público, reveló el contenido de una investigación policial que debe permanecer en secreto hasta el final de la debida diligencia”.

Según la PF, el edecán asistió al mandatario en la transmisión “en vivo” y “fomentó la difusión del contenido de la investigación en la red mundial, utilizando a su hermano para proporcionar un enlace de acceso que se publicó en la cuenta personal” de Jair Messias Bolsonaro. Tales acciones permitieron que la copia completa de la investigación fuera difundida por varios medios“, escribió Ribeiro.

Además de levantar el secreto de la investigación, Moraes también decidió el jueves que Bolsonaro debe declarar personalmente ante la Policía Federal sobre este tema. El presidente, sin embargo, no se presentó el viernes por la tarde, como estaba previsto.

El informe también sostiene que al filtrar una investigación inconclusa que difundió conclusiones falsas, hubo daño a la credibilidad del sistema electoral brasileño. “En cuanto a las circunstancias, que podrán ser discutidas con más detalle en el informe final, se prevé daño a la credibilidad del sistema electoral brasileño, con daño a la imagen del Tribunal Superior Electoral y de la administración pública. Asimismo, hubo exposición de una investigación en curso con fines distintos a los indicados en la solicitud de acceso formulada por el parlamentario a la autoridad policial”, dice el documento firmado por Ribeiro, quien también destacó que el testimonio de Bolsonaro estaba pendiente e insistió en que era necesaria una audiencia para definir las conclusiones de la investigación.

“Tal medida, además de ser una forma de obtener datos, también puede ser considerada como un derecho subjetivo de la persona sobre quien recae la sospecha de la práctica del hecho, quien tendrá el tiempo oportuno para ratificar u oponerse a los hechos, ejerciendo [así] su derecho a la amplia defensa“, escribió Ribeiro.

“Los elementos recogidos también apuntan a la acción directa, voluntaria y consciente de Filipe Barros Baptista de Toledo y Jair Messias Bolsonaro en la práctica del delito previsto en el artículo 325, §2°, c/c 327, §2°, de el Código Penal”, destaca el informe.

“Como servidores públicos, revelaron el contenido de una investigación policial que debía permanecer en secreto hasta el final de las investigaciones (…), a la que tuvieron acceso en razón de su cargo de relator adjunto federal de una comisión en el Congreso y Presidente de la República, respectivamente, según la hipótesis delictiva confirmada hasta el momento”, prosiguió Ribeiro.

 

Categorías: Política, Brasil.