MercoPress, in English

Domingo, 27 de noviembre de 2022 - 15:28 UTC

 

 

Compañía de carnes de Falklands con nuevo gerente y plan a largo plazo para mejorar rendimiento

Viernes, 21 de enero de 2022 - 09:44 UTC
La planta procesadora de carnes de las Islas, habilitada para exportar a Europa y los mercados más exigentes del mundo La planta procesadora de carnes de las Islas, habilitada para exportar a Europa y los mercados más exigentes del mundo

La Compañía de Carnes de las Islas Falkland, FIMCO, han finalmente logrado contratar a un Gerente General, quien con el respaldo de la Corporación para el Desarrollo y del propio directorio de la empresa podrá focalizar su tarea en la renovación del Plan de Negocios de la planta procesadora, habilitada para exportar a Europa.

El anuncio lo realizó la legisladora electa MLA Teslyn Barkman ante sus pares de la Asamblea Legislativa, quien adelantó el nombre del nuevo gerente, Dave Roberts

La legisladora también reveló que la Corporación para el Desarrollo está trabajando en lograr apoyo adicional para el equipo de FIMCO, desde el Reino Unido y Africa del Sur, incluyendo toda la documentación necesaria y la combinación de vuelos. Ello se debe a la escasez original de mano de obra para la actual zafra de matanza, necesaria para cumplir con compromisos de exportación de la planta.

MLA Barkman adelantó asimismo que un faenador de cortes Halal es esperado desde Chile para que se incorpore a la plantilla de trabajadores de la planta procesadora.

Se ha planificado que el equipo gerencial de FIMCO continúe en diálogo fluido con los proveedores de haciendas para el cronograma de matanzas, “y todos los esfuerzos están concentrados en incrementar la producción y eficiencia de la planta. La meta esta zafra es de unas 50,000 cabezas, aunque el número definitivo está bajo constante revisión a medida que las distintas estancias evalúen la disponibilidad de hacienda preparada”

El legislador electo MLA Roger Spink agregó que el propósito de un plan a largo plazo para el negocio necesariamente involucrará una serie de conversaciones con el Departamento de Agricultura.

Dijo esperar que el plan esté pronto para que los productores rurales sepan a qué atenerse ante el inicio de la próxima zafras. Dijo que enfatizaba en el tema pues era necesario asegurarse que todo se cumpliera de acuerdo a lo planificado, y con el tiempo necesario.

La legisladora Barkman no sólo manifestó estar de acuerdo con un cronograma que se cumpla en tiempo y forma, sino que además agregó debe haber un “diálogo fluido continuo” con el directorio de FIMCO; aunque también reconoció que hubo alguna falta de contribución de la Gerencia General que ahora serían suplidas con el nuevo contrato.

También reconoció la necesidad de un “plan a largo plazo” pues se hace imperiosa una proyección hacia adelante, no solo para que la FIMCO no tenga que hacer frente “batalla tras batalla, año tras año”, y los problemas se trasladen a los proveedores.

La legisladora también resaltó que en efecto hay muchas otras consideraciones a tomar en cuenta, por ejemplo el cambio climático, falta de humedad de los campos y escasez de pasturas, ...todo lo cual hace necesario una coordinación más elaborada entre los distintos departamentos del gobierno involucrados.

El meollo del asunto es que la FIMCO desde su polémico inicio ha trabajado a pérdida sostenido por subsidios del gobierno y un presupuesto de ejecución superavitario. Y como lo son todos los negocios de la carne que no tengan una actividad lo más homogénea posible a lo largo del ejercicio.

Y en las Falklands, las condiciones no son necesariamente las mejores, los índices de parición son bajos y erráticos, a lo que debe sumarse un ciclo de precipitaciones que puede ser suficiente, pero los bombazos de agua no ayudan a dar mayor humedad a los campos, más bien caudales que arrastran o una costra dura en superficie.

Y también los incendios de campos son bastante más comunes por la sequía.

Asimismo en las Falklands la zafra es de enero a mayo básicamente, con personal chileno, que por razones sanitarias ahora no puede cruzar y obliga a contratar personal más caro y oneroso de trasladar.

Pero la planta procesadora ahora no puede detenerse, pues es el engranaje de un programa agrícola del gobierno de mejora de razas, de sangre, de pasturas, y de asentamiento de la gente en el Campo.

En efecto en el registro electoral, o sea los habilitados para votar en noviembre pasado por la nueva Asamblea Legislativa, dividida en dos circunscripciones, Stanley y genéricamente el Campo, marcó 1,356 habilitados en la capital y apenas 254 en la zona rural.