MercoPress, in English

Domingo, 27 de noviembre de 2022 - 15:52 UTC

 

 

Austria aprueba ley que hace obligatoria la vacuna contra el COVID-19

Viernes, 21 de enero de 2022 - 09:50 UTC
“La vacunación es la oportunidad para que nuestra sociedad logre una libertad sostenible y continua”, dijo el primer ministro Nehammer. “La vacunación es la oportunidad para que nuestra sociedad logre una libertad sostenible y continua”, dijo el primer ministro Nehammer.

El parlamento austriaco aprobó este jueves la introducción de la vacunación obligatoria contra el COVID-19 por 137 votos a favor y 33 en contra. La medida entrará en vigor el 4 de febrero. Austria se convierte así en la primera nación europea en legalizar tal práctica.

El Gobierno sostiene que la medida tiene como objetivo evitar la propagación de la pandemia, a pesar de la fuerte resistencia de la población. La iniciativa había sido impulsada por el jefe del gobierno conservador Karl Nehammer. Solo el partido ultranacionalista y antivacunas FPÖ se opuso en bloque.

El Parlamento también aprobó multas de hasta 3.600 euros para todos los mayores de 18 años residentes en el país que no estén vacunados contra la COVID-19.

“La vacunación es la oportunidad para que nuestra sociedad logre una libertad sostenible y continua, sin verse limitada por el virus”, dijo el primer ministro conservador Nehammer antes de la sesión. Es “un tema de debate muy intenso”, reconoció.

La medida, anunciada en noviembre para promover la vacunación ante el aumento de contagios, fue apoyada por los Verdes -socios de coalición de los Conservadores- y por los partidos Liberal y Socialdemócrata.

Decenas de miles de austriacos se han manifestado durante meses casi todos los fines de semana contra el proyecto de ley. Las protestas han obligado al gobierno a reforzar la protección de los centros de vacunación.

El líder del partido de extrema derecha FPÖ, Herbert Kickl, denunció que el proyecto de ley abre el camino “al totalitarismo”.

“Hoy no tenemos una mayoría en el Parlamento, pero la tenemos afuera”, declaró Kickl, prometiendo desafiar la ley.

La negativa a vacunarse supondrá multas de entre 600 y 3.600 euros, que se cancelarán si el infractor es inmunizado en el plazo de dos semanas.

Casi 30.000 nuevos contagios se habían detectado en Austria el miércoles en las últimas 24 horas. Alrededor del 72% de los 8,9 millones de austriacos tienen el esquema de vacunación completo, mientras que un millón y medio de adultos aún necesitan ser convencidos.