MercoPress, in English

Viernes, 2 de diciembre de 2022 - 16:03 UTC

 

 

Consideran en Brasil que Bolsonaro es un obstáculo para vacunar a los niños contra COVID-19

Martes, 18 de enero de 2022 - 09:48 UTC
Brasil comenzó a vacunar a niños de 5 a 11 años contra el COVID-19 el lunes Brasil comenzó a vacunar a niños de 5 a 11 años contra el COVID-19 el lunes

Una encuesta de Datafolha publicada este lunes mostró que el 58% de los brasileños consideraba que el presidente Jair Bolsonaro era un obstáculo para vacunar a los niños de 5 a 11 años contra el COVID-19, mientras que el 25% de los encuestados pensaba que las cosas eran al revés.

La encuesta de opinión se realizó vía telefónica a 2.023 personas de 16 años y más, en todos los estados del país, entre el 12 y el 13 de enero. El margen de error es de más o menos dos puntos porcentuales, se explicó.

Según proyecciones estadísticas, el 58% de los encuestados de 16 años o más que piensan que el presidente era más un estorbo equivalía a 97,3 millones de personas, según Datafolha. El 25% que creía que Bolsonaro era útil representaba aproximadamente 42 millones de brasileños, explicaron los encuestadores.

Las demás respuestas a la encuesta fueron las siguientes: Ni ayuda ni dificulta - 2%; No sabe: el 14%, mientras que el 61% de las mujeres pensaban negativamente de Bolsonaro y el 32% de los hombres creían que estaba más ayudando que obstaculizando.

Entre los que desaprobaron el papel de Bolsonaro estaban: Personas con educación superior - 66%; Personas de 60 años y más - 64%; Personas con ingresos entre 2 y 5 salarios mínimos - 61%; Mujeres - 61%.

Los grupos que apoyaron la gestión presidencial eran: Evangélicos - 36%; Personas que tienen un ingreso familiar mensual superior a diez 10 salarios mínimos - 32%; Hombres - 32%; Personas entre 45 y 59 años - 30%; Personas que estudiaron hasta la escuela secundaria - 28%.

La encuesta de Datafolha también mostró que el 79% de los brasileños está a favor de vacunar a los niños de 5 a 11 años contra el Covid-19, mientras que el 17% de los encuestados está en contra. En otras palabras, ocho de cada diez brasileños apoyan la inyección en niños. Ese 79% de 16 años o más representaba 132,5 millones de brasileños, según Datafolha.

Otro 4% de los encuestados dijo que no tenía ningún punto de vista sobre el tema, mientras que el 83% de las mujeres estaban a favor de la vacunación, frente al 75% de los hombres. En el otro extremo de la tabla, el 11% de las mujeres y el 22% de los hombres dijeron que los niños de 5 a 11 años no deberían vacunarse.

Datafolha también preguntó si los padres y tutores deberían llevar a los niños a la escuela en vista de la cantidad de casos confirmados de COVID-19 causados por la variante Ómicron. La mayoría de la gente dijo que sí (53%) y el 44% se opuso a la idea.

Este lunes las ciudades de São Paulo, Río de Janeiro, Curitiba y otras 7 capitales de estado comenzaron a vacunar contra la COVID-19 a niños de 5 a 11 años.

De acuerdo con la orientación del gobierno federal, la vacunación infantil se realizará en orden decreciente de edad, con prioridad para aquellos con comorbilidades o discapacidades permanentes y para los niños indígenas.

Categorías: Ciencia y salud, Política, Brasil.