MercoPress, in English

Lunes, 30 de enero de 2023 - 08:42 UTC

 

 

Muere por eutanasia primer paciente no terminal en Colombia

Lunes, 10 de enero de 2022 - 09:48 UTC
Escobar murió en Cali vistiendo la camiseta de su equipo de fútbol Escobar murió en Cali vistiendo la camiseta de su equipo de fútbol

Víctor Escobar, de 60 años, se ha convertido en el primer paciente no terminal en morir por eutanasia en Colombia, luego de una batalla legal de más de dos años. Padecía una enfermedad pulmonar obstructiva crónica que le impedía respirar por sí solo.

“Poco a poco viene el turno de cada uno, así que no me despido hasta más tarde. Y poco a poco nos encontraremos donde Dios nos tiene”, reflexionó el católico Escobar en un video enviado a los medios antes de morir en la ciudad de Cali bajo asistencia médica.

A los 24 años, Escobar sufrió un grave accidente de tránsito mientras trabajaba en el transporte de carga, lo que lo llevó a someterse a varias cirugías para recuperar la movilidad y terapias para recuperar la memoria. En 2007 y 2008 sufrió dos hemorragias cerebrales y su salud se deterioró en los últimos 15 años debido a su enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), sumada a dificultades de movilidad, diabetes, hipertensión y problemas cardíacos.

En junio de 2021, la Entidad de Promoción de la Salud (EPS) le negó a Escobar el derecho a la eutanasia tras determinar que sus enfermedades no eran terminales. Pero, cuatro meses después del comunicado de la EPS, un fallo de la Corte Constitucional abrió una nueva oportunidad.

Escobar aprovechó entonces la notoriedad que había ganado su caso para procurar un empleo para su pareja de los últimos 15 años y también anunció que donaría sus órganos mientras hacía un último pedido: morir con la camiseta de su equipo de fútbol favorito: el Deportivo. Cali.

En octubre del año pasado, un Pleno de la Corte Constitucional aprobó la despenalización para garantizar “el derecho a una muerte digna por lesiones corporales o enfermedades graves e incurables”, votando así contra la ley penal colombiana que impone entre 16 y 54 meses de prisión a quienes causen muerte para acabar con el sufrimiento intenso. Según la nueva sentencia, la eutanasia es legal siempre que la lleve a cabo un médico “y con consentimiento libre e informado”.

Otro caso de alto perfil de eutanasia en Colombia es el de Martha Sepúlveda, quien iba a ser la primera paciente no terminal en recibirla, pero pocas horas antes del procedimiento el Instituto Colombiano del Dolor (Incodol) decidió cancelarlo debido a que un nuevo comité científico determinó que “no cumplía con los criterios de terminación”.

Pese a ello, un juez de Medellín aceptó el caso de Sepúlveda. “Martha va a tomar la decisión sobre la fecha para realizar el procedimiento”, dijo a Radio Caracol su abogado Lucas Correa. “Es una decisión que va a tomar con su familia de manera privada y acompañada”.

Sepúlveda tiene 51 años y hace tres le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que le impide moverse por sí misma, provocándole un dolor insoportable.