MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 15:46 UTC

 

 

Vacuna COVID-19 obligatoria para personas mayores de 50 años en Italia

Jueves, 6 de enero de 2022 - 08:41 UTC
El primer ministro Draghi quiere alentar a los italianos no vacunados a que se inmunicen. El primer ministro Draghi quiere alentar a los italianos no vacunados a que se inmunicen.

El gobierno de Italia emitió este miércoles un decreto que hace que la vacunación COVID-19 sea obligatoria para todos los mayores de 50 años. De los 59 millones de habitantes de Italia, 28 millones tienen la edad requerida.

La medida convierte a Italia en uno de los pocos países europeos en hacer obligatoria la vacunación. Austria anunció en noviembre que haría obligatorias las vacunas COVID-19 a partir de febrero en un intento por disminuir las bajas tasas de vacunación.

“El gobierno votó por unanimidad para dar luz verde a un nuevo decreto que hará que las vacunas COVID-19 sean obligatorias para todos los mayores de 50 años”, informó ANSA.

“Queremos frenar la curva de contagio y alentar a los italianos que aún no han sido vacunados a que lo hagan”, dijo el primer ministro Mario Draghi durante una reunión de gabinete.

“Estamos trabajando en particular en los grupos de edad que tienen mayor riesgo de ser hospitalizados, para reducir la presión sobre los hospitales para salvar vidas”, agregó.

El nuevo decreto obliga a las personas mayores de 50 años que no trabajan a vacunarse y a las que sí lo hacen a obtener un pase de vacuna, conocido como “súper pase verde”, que será necesario para que las personas mayores de 50 años accedan a sus lugares de trabajo, tanto privados como públicos- a partir del 15 de febrero y hasta el 15 de junio.

Italia ha informado de infecciones récord en los últimos días con otros 189.000 casos registrados el miércoles.

A partir del 10 de enero, se requerirá un “ súper pase verde” para usar el transporte público y acceder a hoteles, restaurantes y gimnasios.

Italia fue el primer país europeo afectado por la pandemia a principios de 2020 y todavía tiene uno de los índices de muerte más altos, con más de 138.000.

Según la nueva medida, aquellos en la fuerza laboral mayores de 50 años deberán mostrar un pase de salud que acredite que han sido vacunados o se han recuperado recientemente de COVID-19, o se enfrentan a la suspensión del trabajo. Antes del nuevo decreto, los trabajadores no vacunados podían mantener sus empleos si daban negativo cada dos días.

La campaña de vacunación de Italia ha sido relativamente exitosa con el 78 por ciento de la población vacunada, por encima del promedio de la UE. Alrededor del 7% de los italianos mayores de 50 años no están vacunados, pero en algunas zonas la cifra llega al 11%.

Italia sigue a Grecia, que aprobó las vacunas obligatorias para los mayores de 60 años en noviembre, mientras que Austria ha dicho que introducirá multas para los no vacunados a partir de febrero.