MercoPress, in English

Jueves, 27 de enero de 2022 - 17:03 UTC

 

 

Bolsonaro esquiva cirugía pero permanece hospitalizado

Miércoles, 5 de enero de 2022 - 10:40 UTC
Macedo dijo que “se disolvió la obstrucción intestinal y se descartó la cirugía” Macedo dijo que “se disolvió la obstrucción intestinal y se descartó la cirugía”

Los médicos que tratan al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, descartaron este martes una nueva cirugía y dijeron que el paciente se estaba recuperando de una nueva obstrucción intestinal que requirió una hospitalización de emergencia a principios de semana.

“La imagen de suboclusión intestinal” del presidente “se revirtió, por lo que la cirugía no está indicada”, dijo el Hospital Vila Nova Star en un comunicado. “La evolución clínica y de laboratorio del paciente sigue siendo satisfactoria y ahora iniciará una dieta líquida. Aún no está programado para ser dado de alta”, prosiguió el informe médico.

Bolsonaro, de 66 años, quien fuera apuñalado en el abdomen durante la campaña presidencial de 2018, fue trasladado de urgencia al hospital la madrugada del lunes luego de quejarse de molestias abdominales durante sus vacaciones en el sureño estado de Santa Catarina.

El cirujano Antonio Luiz Macedo, que ha tratado a Bolsonaro desde el incidente de 2018, tuvo que interrumpir sus vacaciones en las Bahamas y regresar a Brasil para examinar al mandatario.

Las imágenes publicadas en las redes sociales muestran a Macedo realizando un chequeo abdominal palpando al jefe de estado o al presidente caminando por la clínica con una vía intravenosa en el brazo.

Bolsonaro también tuiteó sobre la aprobación de un reglamento fiscal para la importación de material científico, como si pretendiera demostrar que continúa dirigiendo el país desde su cama de hospital.

El presidente ya había sido ingresado a mediados de julio en la misma clínica para ser tratado por una obstrucción intestinal. Después de cuatro días durante los cuales fue tratado para evitar la cirugía, fue dado de alta. Debido al apuñalamiento en 2018, Bolsonaro necesitó cuatro cirugías y es propenso a sufrir trastornos intestinales.

El mandatario se encontraba de vacaciones desde el 27 de diciembre en el estado de Santa Catarina, en el sur de Brasil. Fue fuertemente criticado por quedarse allí en lugar de presentarse en el estado de Bahía que atravesaba -y aún atraviesa- una crisis de lluvias sin precedentes que han dejado a más de 90.000 personas evacuadas. Bolsonaro recibió críticas adicionales cuando rechazó la ayuda humanitaria y sanitaria de Argentina para las víctimas de Bahía.

Macedo dijo que el paciente “continuará con el tratamiento clínico, se disolvió la obstrucción intestinal y se descartó la cirugía por el momento”.

Categorías: Política, Brasil.