MercoPress, in English

Domingo, 22 de mayo de 2022 - 20:22 UTC

 

 

Primera Dama de Francia demandará a quienes dicen que es una mujer transgénero

Miércoles, 22 de diciembre de 2021 - 08:51 UTC
Se dice que círculos antivacunas y covidoscépticos están también detrás de estas versiones Se dice que círculos antivacunas y covidoscépticos están también detrás de estas versiones

La primera dama de Francia, Brigitte Macron, dijo este martes que demandaría a todos aquellos que hayan difundido noticias falsas sobre que ella es en realidad una mujer transgénero, que supuestamente cambió su sexo y nombre de nacimiento (Jean-Michel Trogneux).

La esposa del presidente francés, Emmanuel Macron, ha estado bajo ataques en las redes sociales desde el 7 de noviembre, cuando comenzaron a difundirse rumores sobre su identidad. Se han esparcido más de 57.000 publicaciones en Twitter con el hashtag #JeanMichelTrogneux. Los mensajes también afirmaban que ella no era la verdadera madre de sus hijos.

Todo comenzó con una seudoinvestigación llevada a cabo por una internauta de nombre Natacha Rey, de quien se dice es cercana a los círculos “conspiranoicos” de extrema derecha.

Se cree que la mayoría de las cuentas que transmiten estas publicaciones pertenecen a los oponentes de Macron, pero también a los círculos antivacunas y covidoscépticos, según Libération.

En Facebook, el rumor fue compartido especialmente por páginas que apoyan el movimiento de los chalecos amarillos o que se oponen a las políticas de salud de Macron.

El diario francés Le Monde ha expresado su temor de que las elecciones presidenciales de 2022 estén parasitadas, como las dos últimas contiendas presidenciales estadounidenses, por teoríasconspirativas. Natacha Rey está inmersa en círculos cercanos a QAnon, un mito originado en los Estados Unidos en tiempos del ex presidente Donald Trump que sostiene que el multimillonario conservador estaba en una cruzada contra una red de pedófilos en posiciones de poder, según Le Monde.

También se ha dicho en redes sociales que la ex primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, era una mujer transgénero. Y en 2018, también circuló la versión de que la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, era “un hombre travesti que se hacía pasar por embarazada”.

Se cree que la ideología política detrás de este tipo de campañas proviene de la idea de que todo lo pasado era mejor. Una encuesta de opinión reciente mostró que el 65% de los franceses pensaba que su país estaba en pleno declive.