MercoPress, in English

Jueves, 18 de agosto de 2022 - 16:33 UTC

 

 

Biden prevé un trágico invierno para los no vacunados contra la COVID-19

Viernes, 17 de diciembre de 2021 - 20:05 UTC
“Si está vacunado y tiene su vacuna de refuerzo, está protegido contra enfermedades graves y la muerte”, garantizó Biden. “Si está vacunado y tiene su vacuna de refuerzo, está protegido contra enfermedades graves y la muerte”, garantizó Biden.

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, pronosticó este jueves una rápida propagación de la variante Omicron del coronavirus en todo su país este invierno y un brote de “enfermedad grave y muerte para los no vacunados”.

Debido a la nueva cepa, las naciones europeas están implementando restricciones de viaje más severas, mientras que Estados Unidos, el país más afectado del mundo, actualmente tiene un promedio de 1,150 muertes diarias por COVID-19, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Al 1 de diciembre, el promedio de nuevos casos diarios de infección era de 86.000. El 14 de diciembre, se había disparado a 117.000, un aumento del 35%.

En este escenario, Biden instó a los estadounidenses a vacunarse o recibir un refuerzo. Hace unas semanas, Biden había dicho que Ómicron no era motivo de pánico. “La única protección real es recibir la vacuna”, dijo Biden.

“Quiero enviar un mensaje directo al pueblo estadounidense: debido a los pasos que hemos dado, Ómicron aún no se ha extendido tan rápido como hubiera” podido, continuó. “Pero ahora está aquí y se está extendiendo y va a aumentar ... Estamos ante un invierno de enfermedades graves y muerte para los no vacunados, para ellos, sus familias y los hospitales que pronto colapsarán. Pero hay buenas noticias: Si usted está vacunado y recibe la vacuna de refuerzo, está protegido contra enfermedades graves y la muerte”.

Biden también insistió en que la vacunación era buena para la economía. “Si hacemos esto, mantendremos abiertas las escuelas y los negocios ... y quiero ver que todos disfruten de eso. Quiero verlos disfrutar del hecho de que pueden estar en la escuela, que los negocios están abiertos y se acercan las fiestas”.

Cuando se identificó la cepa Ómicron hace semanas, Estados Unidos detuvo los viajes desde varios países africanos, pero no introdujo ninguna otra restricción y no ha reforzado las medidas sanitarias en los vuelos domésticos.

Los ministros de salud del G7 pidieron este jueves la cooperación internacional frente a la cepa Ómicron, a la que calificaron como llamaron la “mayor amenaza actual para la salud pública mundial”.

A medida que aumenta el número de casos en los EE UU, se cancelan los espectáculos de Broadway y muchas universidades están volviendo a las clases y las pruebas en línea para tratar de detener la propagación del virus. La Liga Nacional de Fútbol Americano ha introducido controles de salud más estrictos después de que aproximadamente 100 jugadores dieran positivo desde el comienzo de la semana. La NBA también se ha visto afectada por la postergación de partidos.

Estados Unidos superó las 800.000 muertes por COVID-19 el martes, según la Universidad Johns Hopkins. Este año, alrededor de 450.000 personas han muerto deCOVID-19, la mayoría de ellas no vacunadas, a pesar de que las vacunas efectivas y gratuitas estuvieron disponibles alrededor de marzo. Según los últimos informes, solo alrededor de 1 de cada 6 personas en los EE UU está completamente vacunada y reforzada contra la COVID-19.

El CDC ha pronosticado que un aumento en las muertes por COVID-19 que elevaría la cuenta de 837,000 a 845,000 personas para el 8 de enero, al tiempo que se espera que las admisiones hospitalarias alcancen niveles récord.

Ómicron pronto se convertirá en la variante dominante del coronavirus en los EE UU, según el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

“Tiene lo que llamamos un tiempo de duplicación de aproximadamente tres días”, dijo Fauci.