MercoPress, in English

Jueves, 19 de mayo de 2022 - 18:46 UTC

 

 

Serie de tornados causa gran desastre en los EE UU

Lunes, 13 de diciembre de 2021 - 09:39 UTC
El jefe de bomberos de Mayfield, Jeremy Creason, dijo: “A veces, tuvimos que arrastrarnos sobre las muertos para llegar a las víctimas vivas”. El jefe de bomberos de Mayfield, Jeremy Creason, dijo: “A veces, tuvimos que arrastrarnos sobre las muertos para llegar a las víctimas vivas”.

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, ha declarado un desastre federal “mayor” en Kentucky tras devastadores tornados que dejaron alrededor de un centenar de muertos. Con la decisión presidencial, el gobierno federal habilitó el camino para proporcionar el mayor tipo de ayuda posible a la luz de la gravedad del evento.

Una declaración de desastre grave (“major”) se diferencia de una simple declaración de desastre en que esta última tiene un límite de ayuda de 5 millones de dólares estadounidenses, mientras que, según la redacción de Biden, no existe tal límite para proporcionar “una amplia gama de programas de asistencia federal para individuos e infraestructura pública, incluyendo fondos para trabajos permanentes y de emergencia”.

Biden aprobó una solicitud del gobernador del estado, Andy Beshear, después de que se confirmara la muerte de al menos 48 personas en varios estados luego de que una serie de tornados destruyera hogares y negocios el viernes, según las autoridades locales.

Beshear había dicho anteriormente que el número de víctimas mortales era de al menos 70, pero luego la cifra se revisó a la baja solo para ser reescrita cuando se informó el caso de una fábrica de velas en Mayfield. Las autoridades dijeron que tenían pocas esperanzas de encontrar sobrevivientes bajo los escombros, pero los esfuerzos de rescate continuaron.

Kentucky fue el estado más afectado, pero al menos otras 14 personas murieron en otros cuatro estados: 6 en Illinois, 4 en Tennessee, 2 en Arkansas y otras 2 en Missouri.

Biden había declarado en un principio una emergencia federal y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha estado ayudando después de que miles de personas enfrentan escasez de viviendas, alimentos, agua y energía. Pero bajo una declaración de emergencia, la asistencia está limitada a US $ 5 millones, según el sitio web de la agencia. La declaración finalmente firmada no tiene tal límite.

La respuesta de FEMA incluyó la apertura de refugios y el envío de equipos y suministros, incluidas 30.000 raciones y agua potable. En la ciudad de Mayfield, una fábrica de velas fue destruida junto con las estaciones de policía y bomberos locales. Unos 40 trabajadores pudieron ser rescatados de la fábrica donde -se estima- había 110 personas al momento del tornado. En la ciudad con una población de alrededor de 10,000, las casas fueron arrasadas y los árboles arrancados de raíz.

El número de muertos volvió a subir a 80 el domingo en el estado de Kentucky. La mayoría de las muertes ocurrieron en la fábrica de velas. “Sé que hemos perdido a más de 80 habitantes de Kentucky”, dijo Beshear a CNN. “Ese número va a superar los 100. Este es el tornado más mortífero que hemos tenido”.

Beshear dijo que “será un milagro si sacamos a alguien más” de la fábrica de velas. “No estoy seguro de que vayamos a ver otro rescate”, dijo. “Nos han golpeado de una manera que no podíamos imaginar”.

El jefe de bomberos de Mayfield, Jeremy Creason, dijo: “A veces, tuvimos que arrastrarnos sobre las víctimas para llegar a las víctimas vivas”.

El gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, dijo el sábado que seis personas murieron cuando un tornado azotó un almacén de Amazon el viernes por la noche y provocó el colapso del edificio. “Esta es una tragedia devastadora para nuestra familia de Amazon y nuestro enfoque es apoyar a nuestros empleados y socios”, dijo el portavoz de Amazon, Richard Rocha, en un comunicado.