MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 17:28 UTC

 

 

Cuarto retiro de fondos de pensiones no supera votación del Senado chileno

Miércoles, 10 de noviembre de 2021 - 09:44 UTC
Una cuarta retirada podría “sobrecalentar” la economía, advirtieron autoridades del Banco Central. Una cuarta retirada podría “sobrecalentar” la economía, advirtieron autoridades del Banco Central.

Un proyecto de ley que autorizaría a los chilenos a realizar un cuarto retiro de fondos de pensiones para hacer frente a las deficiencias económicas derivadas de las medidas restrictivas tomadas durante la lucha contra el COVID-19 no logró superar la votación del Senado.

Al menos 10 millones de chilenos se beneficiarían de la medida, que estuvo a un voto de superar la Cámara Alta, donde 24 parlamentarios se expresaron a favor, 15 se opusieron rotundamente y uno se abstuvo. Con 25 votos favorables la medida hubiera sido aprobada.

A pesar de este resultado, el proyecto pasará ahora a un comité bicameral donde se negociará un acuerdo entre las dos instancias parlamentarias.

“Ni las AFP (administradoras de fondos de pensiones chilenas) ni los intereses económicos de unos pocos harán que bajemos los brazos”, dijo el senador Alfonso De Urresti. “Vamos a seguir adelante. No se puede permitir que por un solo voto tengamos esta situación adversa. Hay una gran mayoría de senadores que están impulsando este cuarto retiro y no tengo ninguna duda de que en la comisión mixta lograremos una mayoría para aprobarlo”, agregó.

La legislación permitiría a los chilenos retirar hasta otro 10% de sus fondos individuales de las AFP, luego de tres retiros autorizados desde el brote de la pandemia de coronavirus.

Si el proyecto de ley finalmente se aprueba, al menos 10 millones de chilenos podrán retirar sumas entre los US $ 1.280 y los US $ 5.600.

Los tres retiros de pensiones previos han representado una mella en la liquidez de las AFP por un valor cercano a los 50.000 millones de dólares.

Las AFP son empresas privadas altamente cuestionadas en Chile por los exiguos beneficios que otorgan luego de una vida de ahorro obligatorio y las cuantiosas ganancias que obtienen en el proceso. Se agregaron al sistema de pensiones de Chile durante la dictadura de Augusto Pinochet.

El proyecto de ley había sido aprobado por los senadores Manuel José Ossandón y Marcela Sabat, del partido gobernante del presidente Sebastián Piñera, a pesar de los llamamientos del Ejecutivo para votar en contra.

Por otro lado, la senadora demócrata cristiana Carolina Goic se opuso a la iniciativa a pesar de la postura a favor de la candidata presidencial Yasna Provoste. “Desde la centroizquierda, a la que pertenezco, parece que estamos abandonando las banderas. ¿En qué punto empezamos a relativizar lo que dicen todos los técnicos? Voy a rechazar este cuarto retirado”, agregó Goic en su discurso.

El ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, señaló que fueron varios los argumentos que los parlamentarios incorporaron en sus discursos. “Entendemos que la discusión continúa y también nos gustaría hablar con nuestros compatriotas en el sentido de que nosotros como gobierno sabemos que hay personas que necesitan ayudas estatales (...) en el presupuesto hay espacios para mantener programas de ayuda al empleo”, señaló.

Si bien las AFP obtienen ganancias sustanciales, la mitad de los contribuyentes chilenos reciben pensiones mensuales de menos de Ch$ 215.000 (US $ 280) mensuales, según la Fundación Sol, mientras que la línea de pobreza es de Ch$ 170.000.

En agosto pasado, las autoridades del Banco Central de Chile advirtieron contra un cuarto retiro, diciendo que la cantidad de dinero en circulación resultante podría impulsar la inflación, entre otras consecuencias no deseadas englobadas bajo la expresión “sobrecalentar” la economía.

Categorías: Economía, Política, Chile.