MercoPress, in English

Lunes, 4 de julio de 2022 - 05:17 UTC

 

 

Presidente brasileño no cometió ningún crimen el 7 de septiembre, dicen los fiscales

Sábado, 6 de noviembre de 2021 - 09:35 UTC
Bolsonaro sugirió el viernes que los campesinos brasileños compren armas. Bolsonaro sugirió el viernes que los campesinos brasileños compren armas.

La Procuraduría General de la República (PGR) de Brasil transmitió este viernes al Tribunal Supremo Federal (STF) su opinión de que las acciones y los discursos del presidente Jair Bolsonaro durante las manifestaciones del 7 de septiembre no constituyeron delito.

El documento fue firmado por el fiscal general adjunto Humberto Jacques de Medeiros, para quien la conducta del presidente no fue más que un “robo de retórica”.

“Dado que no hubo uso de violencia ni amenazas, la noticia se limitó a imprecaciones verbales, o cualesquiera otras actitudes y conductas que no puedan anular o entorpecer significativamente la capacidad de acción del poder constitucional, no hay delito”, escribió el fiscal.

El senador Randolfe Rodrigues había presentado cargos contra Bolsonaro por los delitos de atentado contra el orden constitucional, el estado democrático de derecho y la separación de poderes. El congresista, vicepresidente de la Comisión Senatorial conocida como CPI que investigó a Bolsonaro por su manejo de la pandemia de COVID-19, también solicitó una investigación sobre el financiamiento de las manifestaciones organizadas en São Paulo y Brasilia en esa jornada, en ocasión de celebrarse el Día de la Independencia.

Al dirigirse a sus simpatizantes, Bolsonaro amenazó con no cumplir las decisiones judiciales y levantó sospechas sobre el sistema electrónico de votación. Luego se retractó y, siguiendo el consejo de su predecesor Michel Temer, dijo que las declaraciones fueron hechas al “calor del momento”.

Además de la solicitud al STF, hay una investigación en curso en el Tribunal Superior Electoral (TSE) para conocer si políticos y empresarios financiaron las manifestaciones supuestamente antidemocráticas convocadas por el gobierno federal el 7 de septiembre.

El caso se lanzó a partir de un video que se viralizó en las redes sociales en el que se muestra a uno de los organizadores de la caravana bolsonarista distribuyendo camisetas y dinero a los simpatizantes que asistieron al evento en São Paulo.

Mientras tanto, Bolsonaro sugirió este viernes que los campesinos brasileños deberían comprar armas. El presidente aconsejó que “compren sus armas”, durante una ceremonia en Ponta Grossa.

Categorías: Política, Brasil.