MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 18:16 UTC

 

 

Sube el combustible en Brasil en medio de un alza internacional del crudo

Lunes, 25 de octubre de 2021 - 22:09 UTC
Bolsonaro dijo que en esas circunstancias no se podía evitar un aumento en el precio del combustible. Bolsonaro dijo que en esas circunstancias no se podía evitar un aumento en el precio del combustible.

La petrolera brasileña Petrobras decretó el lunes un aumento en el precio de la gasolina del 7,04% en las refinerías y del 9,15% en el caso del diesel, se anunció. Estos ajustes iban a impactar en el precio que los consumidores pagan en los surtidores a partir del martes.

El presidente Jair Bolsonaro ya había advertido el domingo que esto se avecinaba. Durante un evento en Brasilia, afirmó que “lamentablemente, debido a las cifras de los precios del petróleo en el exterior y del dólar aquí en los próximos días, a partir de mañana, lamentablemente tendremos un aumento en el precio de los combustibles”.

Así, el precio promedio de venta de la gasolina pasará de R $ 2,98 (US $ 0,53) a R $ 3,19 (US $ 0,57) por litro, un aumento promedio del 7,04% por litro. Es el segundo aumento de este mes tras un aumento del 7,2% el 9 de octubre.

En tanto, el litro de diesel A pasará de R $ 3,06 (US $ 0,55) a R $ 3,34 (US $ 0,6), un reajuste promedio del 9,15%. El último aumento había sido del 8,89% el pasado 28 de septiembre.

En lo que va de 2021, el diésel acumula un incremento del 65,3% en las refinerías, mientras que la gasolina subió un 73,4%.

En surtidores, el precio promedio de la gasolina era de R $ 6,36 (US $ 1,14) el litro la semana pasada, con un valor máximo de R $ 7,46 (US $ 1,34), según la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), mientras que el gasoil, a su vez, registró un precio promedio de R $ 5,04 (US $ 0,91) y un precio máximo de R $ 6,42 (US $ 1,16) por litro.

“Estos ajustes son importantes para asegurar que el mercado continúe abasteciéndose sobre una base económica y sin riesgo de desabastecimiento por parte de los diferentes actores responsables de atender las distintas regiones brasileñas: distribuidores, importadores y otros productores, además de Petrobras”, dijo la empresa en un comunicado.

El tipo de cambio del dólar estadounidense y el precio internacional del petróleo han sido determinantes en el precio interno del combustible desde 2016, cuando Brasil adoptó el Precio de Paridad Internacional (IPP) como referencia.

El dólar alcanzó R $ 5,6282, acumulando un aumento de más del 3% en la semana.

El precio internacional del petróleo subió el lunes a niveles similares a los registrados en octubre de 2018, ya que el precio del barril de crudo Brent alcanzó los US $ 86,43 debido a la contracción de la oferta, se informó.

El nuevo precio se produjo después de que Arabia Saudita instara a los miembros de la OPEP + a manejar los suministros mundiales de crudo con cautela debido a la propagación de la pandemia de COVID-19, mientras que la demanda se mantuvo estable. Después de más de un año de disminución de la demanda de combustible, el consumo de gasolina y destilados vuelve a estar en línea con los promedios de cinco años en los Estados Unidos, el mayor consumidor de combustible del mundo.

Los futuros del crudo Brent subieron US $ 1,01, o un 1,2%, a 86,54 dólares el barril. En este escenario, el crudo West Texas Intermediate (WTI) también experimentó un aumento considerable en su precio, que alcanzó los US $ 84,76 al inicio de la jornada, la cifra más alta desde 2014.

Ambos índices de referencia han subido alrededor de un 20% desde principios de septiembre. El crudo estadounidense ha subido durante nueve semanas consecutivas, mientras que el Brent ha subido durante siete. Los precios también se han visto reforzados por las preocupaciones sobre la escasez de carbón y gas en China, India y Europa, lo que impulsó un giro de combustible a diesel y fuel oil. En India, las refinerías de petróleo crudo impulsaron la producción para satisfacer la creciente demanda, se informó el viernes.

Los analistas han pronosticado que debido al fuerte repunte de la demanda mundial de petróleo, el precio del barril de crudo Brent podría cruzar el umbral psicológico de US $ 90 antes de fines de 2021, ya que ahora se proyecta que la demanda regrese a niveles pre-mandemicos en breve, además del cambio de gas a petróleo que podría aumentar la demanda de petróleo en todo el mundo en al menos 1 millón de bpd.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y sus aliados, conocidos como OPEP +, dijeron a principios de este mes que continuarían con un acuerdo existente en virtud del cual la producción aumentará en 400.000 bpd por mes hasta al menos abril de 2022.

La semana pasada, el precio del barril de petróleo Brent, referencia internacional, cerró en US $ 85,53, cerca de los máximos registrados desde finales de 2018. A principios de año, el precio promedio estaba por debajo de los US $ 65.

 

Categorías: Economía, Energía, Política, Brasil.