MercoPress, in English

Miércoles, 20 de octubre de 2021 - 11:10 UTC

 

 

Gobierno argentino impone más controles a las exportaciones de maíz

Martes, 12 de octubre de 2021 - 09:57 UTC
“Desde abril con la carne y ahora con el maíz”, dijo Pino “Desde abril con la carne y ahora con el maíz”, dijo Pino

El ministro de Agricultura de Argentina decidió aumentar el número de requisitos y restricciones a las exportaciones de maíz, luego de que el sector alcanzara el saldo exportable de 38,5 millones de toneladas, se informó.

Los productores y exportadores de maíz se quejaron de los requisitos, restricciones y trámites adicionales para el despacho de sus mercancías al exterior en medio de rumores que iban desde un aumento en los impuestos a las exportaciones hasta la prohibición -o tope- de las ventas internacionales.

“La semana pasada se anticiparon más de dos millones de toneladas. Se pretende ordenar el último tramo del año. No se cerrarán las exportaciones, pero se pedirán más datos”, dijeron a los medios fuentes del ministro de Agricultura. Argentina está “al límite de la oferta” de maíz, también se informó.

El Ministerio solicitará ahora a los exportadores que presenten declaraciones de exportación con “operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con buques designados con fecha estimada de arribo”. Así, se dará prioridad a las entradas de las empresas que tengan el grano comprado y la nave asignada.

“Faltan 5 meses para que se empiece a cosechar el maíz para la nueva temporada, y las exportaciones ya registraron todo lo que se podría exportar”, agregaron fuentes ministeriales.

Como la cosecha fue de 60 millones de toneladas, el saldo exportable alcanzó los 38,5 millones, de los cuales el 96,5% provino de las 9 empresas agroexportadoras. Pero la semana pasada se registraron más de 1,5 millones de toneladas, un número elevado para esta época del año, por lo que se decidió aplicar restricciones.

El ministro de Agricultura había calificado la carne, el trigo y el maíz como “bienes culturales” y defendió la necesidad de “administrar inteligentemente los saldos de las exportaciones”.

La aceleración de las anotaciones de las ventas al exterior se produjo luego de los rumores sobre un posible aumento de los impuestos a la exportación de maíz del 12% al 15%.

”Seguir interviniendo y burocratizando los mercados es una señal terrible que genera desconfianza entre los productores. Ya lo vivimos desde abril con la carne y ahora con el maíz. Nuestro país nos necesita a todos para poder trabajar libremente para producir, sabiendo que se podrá vender”, dijo en Twitter el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino.

Los productores agroalimentarios siguen esperando la tan anunciada reapertura de las exportaciones de carne a China, que el ministro Julián Domínguez había pronosticado comenzaría el 4 de octubre, pero no ha sucedido. En este escenario que el Ministerio de Agricultura decidió limitar las ventas de maíz.

Se espera que la resolución ministerial que levanta los topes a las exportaciones a China se publique esta semana en el Boletín Oficial, pero algunos comerciantes son escépticos, en vista de la tradición intervencionista del presidente Alberto Fernández.