MercoPress, in English

Lunes, 20 de setiembre de 2021 - 17:30 UTC

 

 

Senado brasileño devuelve decreto de Bolsonaro contra presunta censura en redes sociales

Miércoles, 15 de setiembre de 2021 - 09:26 UTC
Pacheco afirmó que corresponde al Congreso decidir sobre estos temas Pacheco afirmó que corresponde al Congreso decidir sobre estos temas

El presidente del Senado de Brasil, Rodrigo Pacheco, dejó sin efecto y devolvió este martes a la presidencia de la república un decreto-ley emitido la semana pasada por Jair Bolsonaro sobre la censura en las redes sociales.

Pacheco argumentó que el decreto de Bolsonaro violaba normas constitucionales y generaba “inseguridad jurídica.” Casi simultáneamente y por los mismos fundamentos, un juez del Tribunal Superior Federal (STF) ordenó la suspensión cautelar de los efectos de la medida presidencial destinada a combatir “la supresión arbitraria e injustificada de cuentas, perfiles y contenidos por parte de los proveedores”.

Pacheco afirmó que los temas de “derechos políticos, libertad de expresión, comunicación y expresión de pensamiento” no pueden ser tratados en un decreto con fuerza de ley con vigencia inmediata, y que le corresponde al Congreso analizar un asunto de “alta complejidad técnica” como éste.

Facebook, otras empresas afectadas y organizaciones de la sociedad civil ya habían advertido que se trataba de un decreto inconstitucional, mientras que legisladores opositores habían recurrido al STF para que lo revocara.

Bolsonaro, a quien ya se le eliminó el contenido de sus cuentas de redes sociales por difundir información sobre el covid-19 considerada falsa, sostiene que la suspensión de cuentas o la eliminación de contenido constituye “censura”.

La semana pasada, Bolsonaro firmó una medida temporal, que requería la aprobación del Congreso para convertirse en ley, y que cambió las regulaciones de Internet para combatir el “borrado arbitrario” de cuentas, perfiles y contenido.

El decreto de Bolsonaro tenía como objetivo proteger la “libertad de expresión”, pero se encontró con una oposición generalizada. Según el texto, los proveedores solo podían eliminar contenido con una “causa justa” y se exigía a los gigantes tecnológicos que ofrecieran a los usuarios un canal para ejercer una “defensa amplia” antes de que se decidiera la eliminación.

Asediado por investigaciones judiciales y una gestión cuestionable de la pandemia que erosionó su popularidad, Bolsonaro emitió el decreto en vísperas de una tensa jornada de manifestaciones masivas el pasado martes, en las que enardeció a sus seguidores con nuevos ataques al Poder Judicial.

Días después dio marcha atrás a sus amenazas y afirmó que sus declaraciones contra la Corte Suprema fueron entregadas “en el calor del momento”.

Categorías: Política, Brasil.