MercoPress, in English

Miércoles, 22 de setiembre de 2021 - 08:30 UTC

 

 

Agronegocios brasileños exigen estabilidad ante los conflictos del presidente con los demás poderes

Martes, 31 de agosto de 2021 - 09:44 UTC
“La agroindustria brasileña moderna tiene una historia de éxito reconocida en todo el mundo”, reseñó el documento. “La agroindustria brasileña moderna tiene una historia de éxito reconocida en todo el mundo”, reseñó el documento.

Las entidades agroindustriales brasileñas emitieron este lunes un comunicado conjunto en defensa de las instituciones del país en un intento por calmar las aparentemente interminables disputas entre el presidente Jair Bolsonaro con el Tribunal Supremo Federal (STF) y también con el Congreso Nacional.

“Brasil es mucho más grande y mejor que la imagen que ha proyectado en el mundo”, se lee en el documento, que agrega que durante más de tres décadas el poder ha cambiado pacíficamente de manos a través de elecciones legítimas y frecuentes.

“Hemos cumplido con nuestro deber de unirnos con muchas otras voces responsables, en un llamado a nuestros líderes a mostrarse a la altura de Brasil”, dice el texto.

También este lunes, la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp) detuvo la difusión de un manifiesto criticando la crisis entre el Ejecutivo y el Poder Judicial.

La nota agrega que “la Constitución de 1988 definió el Estado Democrático de Derecho en el que elegimos vivir y construir el Brasil con el que soñamos”.

Los empresarios también señalaron que la economía del país necesitaba estabilidad, seguridad jurídica y armonía para poder trabajar, libertad para emprender, generar y compartir riquezas, contratar y comerciar, tanto en el interior como en el exterior, porque “es el estado democrático de derecho el que garantiza la libertad empresarial esencial en una economía capitalista”.

El documento advierte que, como una de las mejores economías del planeta, uno de los dos países más importantes del mundo, en cualquier aspecto, “Brasil no puede presentarse a la comunidad nacional como una sociedad permanentemente estresada en crisis interminables o en el riesgo de contratiempos y rupturas institucionales”.

“La agroindustria brasileña moderna tiene una historia de éxito reconocida en todo el mundo, como resultado de la innovación y la sostenibilidad que nos han convertido en una potencia agroambiental global. Somos la fuerza del progreso, de la estabilidad indispensable y no de las crisis evitables. Seguiremos contribuyendo a construir un futuro de prosperidad y dinamismo para Brasil, como lo hemos venido haciendo en los últimos años. Brasil puede contar con nuestro trabajo serio y demostrablemente fructífero”, subrayó el documento.