MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 13:28 UTC

 

 

Grupo indígena brasileño presenta cargos contra Presidente Bolsonaro ante la CPI

Martes, 10 de agosto de 2021 - 07:37 UTC
 Los demandantes buscan responsabilizar a Bolsonaro por la muerte de 1,162 personas de 163 comunidades indígenas Los demandantes buscan responsabilizar a Bolsonaro por la muerte de 1,162 personas de 163 comunidades indígenas

Abogados indígenas han presentado cargos de genocidio contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ante la Corte Penal Internacional (CPI) con sede en La Haya, se anunció este lunes.

En coincidencia con el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el equipo legal encabezado por Luiz Eloy Terena busca responsabilizar a Bolsonaro por la muerte de 1.162 miembros de 163 comunidades indígenas brasileñas.

La denuncia de 148 páginas fue redactada por un equipo de siete abogados de la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), un grupo que representa a unos 900.000 brasileños nativos. Terena, de 33 años, proviene de un pueblo en la frontera con Paraguay.

Según el diario O Globo, los demandantes han sostenido que “lo que vivimos durante la administración del presidente Bolsonaro fue una negativa explícita a demarcar nuevas tierras”. También señalaron que “al mismo tiempo, proyectos de ley, decretos y ordenanzas intentaron legalizar actividades ilegales en territorios indígenas, lo que nos dejó sin protección legal”.

La evidencia de un crimen de lesa humanidad, contra el planeta y el medio ambiente consiste en una serie de decisiones y decretos que han causado daño a las comunidades indígenas desde el inicio del mandato de Bolsonaro y durante toda la pandemia del coronavirus.

Según la denuncia, la política arbitraria del presidente ha provocado invasiones de tierras, ataques, deforestación y otras actividades ilegales.

La líder indígena y coordinadora ejecutiva de APIB Sonia Guadalajira dijo que “ya no soportamos tanto dolor”.

“Durante la pandemia, hemos sido testigos de la muerte de decenas de indígenas del pueblo Kokama y Xavante, y del exterminio del último hombre del pueblo Juma”, agregó.

Además, subrayó que el daño causado por el Gobierno de Bolsonaro, “equivale a 50 años de demora y pérdida de derechos conquistados”, en referencia a la disposición incorporada a la Constitución de 1988 sobre el respeto a la vida indígena y sus territorios.

“Toda esta destrucción ambiental que se está legalizando es muy peligrosa no solo para Brasil, sino para todo el planeta”, advirtió el documento.

Los cargos de ecocidio se incluyeron con el fin de estimular un debate internacional para convertirlo en un crimen de lesa humanidad ante la CPI.

Esta denuncia ante La Haya es la tercera de este tipo contra Bolsonaro. Las anteriores fueron presentadas por intelectuales de derechos humanos agrupados en la Comissao Arns y por los líderes indígenas Raoni Metuktire y Almir Suruí con la ayuda de juristas franceses.

Categorías: Política, Brasil.