MercoPress, in English

Jueves, 21 de octubre de 2021 - 13:49 UTC

 

 

Ministra de Salud argentina habla de “vacunaciones periódicas” y beneficios para quienes se inyecten

Lunes, 9 de agosto de 2021 - 09:35 UTC
Vizzotti no descartó hacer obligatoria la vacunación Vizzotti no descartó hacer obligatoria la vacunación

La ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, admitió durante este pasado fin de semana que se estaban considerando terceras dosis de vacunas contra el coronavirus para enfrentar el aumento de casos de la variante Delta.

La funcionaria también señaló que aunque la vacunación por ahora no era obligatoria, aquellos que eligen ser inyectados deberían ser obteneer recompensas por sobre aquellos que evitan recibir la vacuna.

Después de diez semanas consecutivas de descenso del coronavirus, Vizzotti habló de “terceras dosis” y de las “vacunaciones periódicas” entre los grupos de riesgo.

“Hay diferentes escenarios. Hay países que aplicaron vacunas que tuvieron una menor eficacia - fue muy bueno porque si no hubieran tenido un peor escenario - y ahora tienen una necesidad mucho más rápida que Argentina de pensar en algún refuerzo para complementar la inmunidad de esa vacuna que es 50% efectiva“, dijo Vizzotti.

También explicó que ”estos escenarios son particulares y diferentes a los de Argentina“ y agregó que la vacunación para este tipo de virus respiratorio ”no solo no genera inmunidad para prevenir la infección al 100%, sino que tampoco tiene una duración tan larga en el tiempo“. Eso significa que cualquier protección que brinden estos fármacos se desvanece con el paso de los meses, como es el caso de la vacuna contra la gripe que se administra anualmente.

De ahí que Vizzotti admitiera que ”pensar en la vacunación periódica es algo que siempre estuvo en la agenda, especialmente en personas que tienen un mayor riesgo de tener complicaciones o personas que tienen un sistema inmunológico menos robusto. Entonces, una población estratégica seguramente necesitará un refuerzo y eso no es porque las vacunas no funcionen o no sean buenas, sino porque es la lógica en relación a las enfermedades respiratorias y las vacunas”.

Agregó que “es algo que estamos evaluando luego de esta etapa de vacunación de adolescentes priorizados, adolescentes en general y segundas dosis”. La ministra reconoció que el tema se abordaría “la semana entrante”.

Luego de la leve mejora en las condiciones restrictivas decretada por el presidente Alberto Fernández el viernes pasado, Vizzotti destacó los planes del país para el futuro cercano en relación al COVID-19.

“Tenemos que adelantar las segundas dosis en agosto ...”, pero “no es que la pandemia haya terminado, sino que estamos en una nueva etapa en la que cambiamos los parámetros”.

Vizzotti también se jactó de que “estamos retrasando la entrada del Delta; es un logro que no estamos valorando lo suficiente. Las variantes compiten por la circulación y tenemos que 'alentar' a Manaos“, en referencia al hecho de que Delta es mucho más peligrosa que las otras cepas que circulan en el país.

Con respecto a los llamados ”refuseniks” (o personas que voluntariamente rechazan la posibilidad de recibir la vacuna anticovid), Vizzotti admitió que también se estaban evaluando medidas. “Si se llega a una situación de alarma, las personas vacunadas van a tener más beneficios que las que no lo están”. Agregó que “quien decida vacunarse debe tener ventaja”. Hacer obligatoria la vacunación sigue siendo una posibilidad, que Vizzotti admitió que “no la descartamos”.

“Para aquellos que optaron por no vacunarse, vamos a trabajar para fortalecer la confianza. La vacuna no es obligatoria por el momento, por urgencia y porque la oferta no cubre las necesidades de la demanda. Nuestro objetivo es que la mayoría de las personas decidan vacunarse”, explicó.

“Tenemos que saber que este virus ha venido para quedarse. Hay que saber que el virus no va a desaparecer y seguiremos teniendo muertes”, agregó. “Tenemos 100 casos identificados con la variante Delta. Hemos retrasado el circulación comunitaria de la variante delta. De ninguna manera tenemos una circulación predominante de la variante Delta”.

Respecto a las restricciones al ingreso de viajeros del exterior, Vizzotti sostuvo que la medida “fue exitosa, se pudieron generar controles a través de los corredores de ingreso. La intención es aumentar el límite de ingresos diarios al país a 2,300 sin reducir los controles y esfuerzos en la variante Delta”.

Señaló asimismo que “hay un punto de inflexión gracias al avance de la campaña de vacunación” y celebró que “por octava semana consecutiva está disminuyendo el número de muertes diarias”, además de una caída en los casos de coronavirus durante 10 semanas seguidas.

Categorías: Ciencia y salud, Argentina.