MercoPress, in English

Miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 03:10 UTC

 

 

Ministerio de Trabajo de Uruguay ratifica que la vacunación no es obligatoria para trabajadores

Lunes, 2 de agosto de 2021 - 06:59 UTC
 Exigir que los trabajadores estén vacunados sería un acto de discriminación, dijo Daverede. Exigir que los trabajadores estén vacunados sería un acto de discriminación, dijo Daverede.

El Ministerio de Trabajo de Uruguay anunció que no se permitirá a los empleadores exigir un certificado de vacunación al momento de contratar trabajadores, según funcionarios de alto rango citados este domingo por el diario montevideano El País.

Las autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) han advertido que se tomarán medidas si se presenta alguna denuncia de este tipo, con el fin de salvaguardar el derecho a la autodeterminación de cada ciudadano.

El director laboral Federico Daverede dijo a El País que los empleadores pueden preguntar a los solicitantes si han sido vacunados, porque de hecho suelen hacer las preguntas que consideren relevantes. Pero el dilema surgiría si la respuesta a esa pregunta se convirtiera en un factor relevante a la hora de definir la contratación, porque eso, “en principio”, constituiría un acto de discriminación.

Daverede explicó que tal actitud entraría en el ámbito de la Inspección General de Trabajo y Seguridad Social, independientemente de que el solicitante tenga relación laboral con la firma “porque es una actitud empresarial que exige cosas que la normativa no protege”. Según el funcionario, cualquier potencial empleador que exigiera que los trabajadores reales o potenciales se vacunen será responsable de discriminación.

El funcionario insistió en que si una empresa decidiera despedir a un trabajador por el solo motivo de la falta de una vacuna contra el coronavirus, allí la Dirección Nacional del Trabajo abriría una instancia de negociación para buscar su reincorporación a su cargo. Daverede señaló que dado que “la vacuna no es obligatoria” el empleador “no tiene un marco legal para exigirla”.

En tanto, el Inspector General de Trabajo Tomás Teijeiro aclaró que la vacuna no se puede fijar como requisito a la hora de contratar personal y que el ministerio controlará si llegan denuncias sobre el tema. “Existe el derecho a la salud. Pero con la vacuna, al no ser obligatoria, el principio general que rige es el derecho a la intimidad y que cada uno haga con su cuerpo lo que le plazca dentro de unos parámetros determinados. Es como pedir una vacuna contra la gripe. ¡No puedes!” dijo a El País.

La Asociación Rural de Uruguay (ARU) había anunciado la semana pasada que requeriría que los trabajadores temporales contratados para la exposición anual estuvieran vacunados, incluidos los artistas que realizarían espectáculos en el evento. Pero después de consultar con el MTSS, decidió dar marcha atrás para evitar sanciones o represalias.

Sin embargo, la ARU requerirá que los asistentes estén inmunizados, ya que está dentro del “derecho de admisión” del organizador.