MercoPress, in English

Miércoles, 5 de octubre de 2022 - 17:57 UTC

 

 

Brasil: Acuerdo poco claro para comprar vacuna india contra covid-19 complica a Bolsonaro

Jueves, 1 de julio de 2021 - 09:42 UTC
No hay justificación para las inconsistencias en la negociación, dijo Loureiro. No hay justificación para las inconsistencias en la negociación, dijo Loureiro.

La Fiscalía de Brasilia investiga presuntos desmanejos por parte de funcionarios del gobierno con respecto a la adquisición de vacunas indias Covaxin y tres senadores acusan a Bolsonaro ante el máximo tribunal.

Si bien el caso ya está siendo investigado por la Contraloría General de la Unión, la representante de la Fiscalía General en Brasilia, Luciana Loureiro, decidió extender la investigación penal ante el posible delito de falta de integridad administrativa en la compra.

Loureiro se enfocará en las irregularidades en el contrato entre la empresa Precisa Medicamentos, que representa al laboratorio indio Bharat Biotech (fabricante de Covaxin) en Brasil con el Ministerio de Salud federal, transacción que ha sido suspendida a la espera del resultado de la Contraloría. revisión.

Tres senadores presentaron una demanda ante la Corte Suprema para investigar a Bolsonaro por no actuar en el caso de corrupción cuando le fue informado. ”Presenté una demanda ante el Tribunal Supremo Federal (STF) por una grave denuncia de que el Presidente de la República no tomó ninguna acción luego de ser informado de un esquema de corrupción monumental existente en el Ministerio de Salud”, dijo Randolfe Rodrigues, uno de los de los demandantes.

Rodrigues se desempeña como vicepresidente de una comisión del Senado (CPI) que investiga acciones, omisiones y negligencias del Gobierno ante la pandemia Covid-19 que ha cobrado más de 517.000 muertes y cerca de 19 millones de contagios hasta la fecha.

Los legisladores Jorge Kajuru y Fabiano Contarato también presentaron notas ante el STF con base en el testimonio de los hermanos Luis y Ricardo Miranda el pasado viernes.

Los hermanos Miranda manifestaron que informaron a Bolsonaro de la presión atípica en la compra de Covaxin y en las negociaciones hubo alteraciones como un pago anticipado a una empresa que no aparecía en el contrato. Según Luis Miranda, Bolsonaro afirmó que las irregularidades fueron culpa del diputado Ricardo Barros.

Según Rodrigues, lo más probable es que Bolsonaro tuviera conocimiento de una posible red delictiva que involucraba la adquisición de Covaxin y de “quién estuvo involucrado en el presunto esquema criminal”.

Covaxin es el inmunizador más caro comprado por el gobierno federal hasta ahora, y el contrato firmado por el Ministerio de Salud y un intermediario local fue suspendido el 29 de junio.

Barros ha negado cualquier implicación en las irregularidades.

Un día antes del testimonio de los hermanos Miranda al CPI, Bolsonaro dijo en una red social que hubo una reunión con Barros, pero la Fiscalía General asegura que el exministro de Salud Eduardo Pazuello dijo lo contrario.

La apertura de la investigación penal ha sido autorizada por el fiscal Paulo José Rocha Júnior a solicitud de Loureiro. La fiscalía ha dicho que no había ninguna justificación para las inconsistencias en la negociación “más allá de servir intereses divorciados del interés público”.

Las dosis de Covaxin se negociaron a un precio de US $ 15 cada una, muy por encima del de otros medicamentos disponibles en el mercado. El contrato era por 20 millones de dosis.