MercoPress, in English

Lunes, 25 de octubre de 2021 - 09:33 UTC

 

 

Cuando 26 países de la OEA condenan violaciones a derechos humanos en Nicaragua, Argentina se abstiene

Miércoles, 16 de junio de 2021 - 09:45 UTC
Entre los detenidos por Ortega se encuentran los mismos socios que lo ayudaron a derrocar al dictador Anastasio Somoza Entre los detenidos por Ortega se encuentran los mismos socios que lo ayudaron a derrocar al dictador Anastasio Somoza

Una resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) que condena las violaciones de derechos humanos y las detenciones masivas de líderes de la oposición por parte de Nicaragua fue apoyada este martes por 26 países, con la oposición de tres (uno de ellos Nicaragua), mientras que cinco naciones se abstuvieron. Entre ellas, Argentina.

A la posición “neutral” de Argentina se unieron Belice, República Dominicana, Honduras y México.

Entre los que respaldaron la condena se encuentran Estados Unidos, Chile, Colombia, Uruguay y Perú, quienes exigieron “la liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de todos los presos políticos”.

“Uruguay rechaza la detención y procesamiento penal al que han sido sometidos los líderes políticos opositores y posibles candidatos”, dice un comunicado de la Cancillería emitido este martes, a casi cinco meses de las elecciones presidenciales del 7 de noviembre en las que el presidente Daniel Ortega, en el poder desde 2007, buscaría una nueva reelección.

En esta línea, “Uruguay insta al gobierno de Nicaragua a liberar de inmediato a las personas detenidas y a tomar las medidas pertinentes para llevar a cabo un proceso democrático y reconocido internacionalmente, dentro del estado de derecho y con plena separación de poderes, según lo solicitado a través de la Resolución adoptada hoy por la OEA”.

La resolución de la OEA de este martes condenó “inequívocamente” la detención de opositores al gobierno de Ortega, y pidió la “liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de todos los presos políticos” en ese país centroamericano.

El texto fue aprobado por 26 votos durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA. Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas votaron en contra, mientras que Argentina, Belice, República Dominicana, Honduras y México se abstuvieron.

La Policía de Nicaragua, encabezada por Francisco Díaz, cuñado del presidente Ortega, arrestó este fin de semana a seis disidentes sandinistas, incluidos los exguerrilleros Dora María Téllez y Hugo Torres, y el exvicecanciller Víctor Hugo Tinoco. También mantiene detenidos a los candidatos presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro García.

Doce de los trece opositores detenidos, incluidos tres de los cuatro candidatos a la presidencia, están siendo investigados por “incitar a injerencias extranjeras en asuntos internos” y “solicitar intervenciones militares” contra el gobierno de Ortega, entre otros delitos.

“Cualquier intento de un actor nacional o extranjero de socavar una investigación de esta naturaleza también debe ser considerado en el contexto de la legislación vigente, y debe ser percibido como un ataque frontal a los principios de respeto al estado de derecho, democracia, soberanía nacional y libre autodeterminación en Nicaragua”, han dicho las autoridades locales.

Téllez, exguerrillera sandinista, permanecerá en prisión 90 días por ”incitar a injerencias extranjeras“. Ella y Tamara Dávila permanecerán en prisión hasta 90 días bajo la acusación de ”incitar a injerencias extranjeras en asuntos internos“ y ”solicitar intervenciones militares“ contra el Gobierno de Daniel Ortega, anunció el régimen.

La Fiscalía indicó que el Poder Judicial, bajo el control total de Ortega, admitió la solicitud de prórroga a 90 días del plazo para la investigación complementaria durante una audiencia especial sobre garantías constitucionales y dictó una ”detención judicial” por tres meses contra las dos líderes.

Durante el fin de semana pasado, la Policía arrestó a seis disidentes sandinistas que forman parte de la dirección de la Unión Democrática Renovadora (Unamos), antes llamada Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una escisión del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Entre los aprehendidos se encuentran el exvicecanciller Víctor Hugo Tinoco y también el exguerrillero Hugo Torres, quien junto a Téllez y otros participaron el 22 de agosto de 1978 en el comando sandinista que tomó por asalto el Palacio Nacional y capturó a los legisladores durante el derrocamiento del dictador Anastasio Somoza Debayle.

Familiares denunciaron que las mujeres fueron víctimas de abusos durante su arresto y allanamiento de su domicilio, al que calificaron de “totalmente arbitrario y violento”. Añadieron que “la Policía Orteguista desplegó un absurdo operativo militarizado, que incluyó a más de 60 policías antidisturbios, cuatro patrullas, vehículos parapoliciales y otros civiles no identificados que rodearon constantemente el barrio”, dijeron, en un relato compartido con periodistas.

“Le dispararon con una pistola a una persona y amenazaron con matar a los cuatro perros de la casa. Los antidisturbios luego golpearon a Ana Margarita (Vigil), luego agarraron a Dora María por el cabello y la golpearon en el estómago, las esposaron y subieron a un vehículo que la gente no pudo ver,“ se informó.

El abogado de la Unidad Nacional Roger Reyes dijo que Téllez y Vigil, así como el resto de opositores capturados en las últimas dos semanas, pueden ser considerados como ”desaparecidos”, ya que de ellos no se sabe nada.