MercoPress, in English

Viernes, 30 de julio de 2021 - 10:05 UTC

 

 

Presidente argentino extiende restricciones por covid-19, pero comete terrible lapsus durante el anuncio

Sábado, 12 de junio de 2021 - 09:50 UTC
Fernández quiso animar a la gente a vacunarse, pero cometió un lapsus linguae Fernández quiso animar a la gente a vacunarse, pero cometió un lapsus linguae

“Vayan y contagien”, dijo el presidente argentino Alberto Fernández en un terrible lapsus linguae al anunciar otro Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) más, por el cual establece las nuevas restricciones a observar hasta el 25 de junio, que básicamente extienden las vigentes hasta este viernes.

Fernández rápidamente se dio cuenta de lo que había dicho y lo reformuló: “Vayan y vacúnense; cuídense del contagio“, afirmó. Pero era demasiado tarde. Fue su segundo desliz verbal en dos días, luego de sus comentarios de que los mexicanos descienden de los indios, los brasileños descienden de la selva y los argentinos provienen de los barcos.

El presidente hizo el anuncio mientras el país atraviesa la segunda ola de la crisis del coronavirus. ”Estamos llegando a un punto en el que esperaba que una ley resolviera cómo seguir trabajando en el tema, tendremos que esperar una semana más“, dijo Fernández sobre el tratamiento parlamentario de un proyecto de ley para establecer las medidas a tomar considerando aspectos epidemiológicos específicos.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti -también presente en el evento- anunció que el nuevo DNU entrará en vigencia a partir de este sábado y hasta el 25 de junio. También calificó la situación actual como el ”momento más crítico de la segunda ola“. Destacó que el país ya ha vacunado al ”85% de los mayores de 60 años“ y a todo el personal sanitario.

Fernández reconoció que el país ”afronta la pandemia con mucho esfuerzo y con mucho estrés social“ y que aunque el Gobierno trabaja ”para acelerar aún más“ la vacunación, ”el virus existe, el virus muta, el virus complica la vida de la humanidad”.

Fernández subrayó que “estamos entre los primeros 15 países que ya han vacunado a su gente con al menos una dosis”.

Los parámetros sanitarios incluidos en el proyecto de ley clasifican al país en cuatro categorías, según los riesgos: bajo, medio, alto y alarma epidemiológica y sanitaria.