MercoPress, in English

Miércoles, 30 de noviembre de 2022 - 01:23 UTC

 

 

El SNP se queda a un escaño de la mayoría propia, pero con la ayuda de los Verdes

Domingo, 9 de mayo de 2021 - 10:12 UTC
Sturgeon ha prometido que “cuando la crisis haya pasado, se dará a la gente de Escocia el derecho a elegir su futuro”. Sturgeon ha prometido que “cuando la crisis haya pasado, se dará a la gente de Escocia el derecho a elegir su futuro”.

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) de la primera ministra Nicola Surgeon ganó las elecciones del jueves, aunque quedó a un escaño de la mayoría parlamentaria propia después de que finalizara el recuento de votos el sábado, se informó.

El SNP ha ganado 64 escaños, uno por debajo de la mayoría, pero uno por encima de los obtenidos en 2016. El sistema de votación escocés fue diseñado específicamente para evitar que cualquier partido tenga una mayoría en el parlamento de 129 escaños, aunque el SNP logró hacerlo en las elecciones de 2011.

En cualquier caso, con las bancas ocupadas por los Verdes, los partidos independentistas combinados han ganado una mayoría parlamentaria que permitiría convocar un segundo referéndum de independencia y las chispas del inevitable enfrentamiento con el primer ministro británico, Boris Johnson, ya pueden verse desde lejos, en tanto que la unión de 314 años de Escocia con Inglaterra y Gales podría volver a estar en juego.

De hecho, Sturgeon ya ha anunciado que seguirá adelante con los planes del referéndum una vez que termine la pandemia del covid-19 y advirtió que sería absurdo e indignante si Johnson intentara ignorar la voluntad democrática del pueblo. “Simplemente no hay justificación democrática alguna para que Boris Johnson, o de hecho cualquier otra persona, que busque bloquear el derecho del pueblo de Escocia a elegir nuestro propio futuro”.

“Es la voluntad del país”, agregó después de que su SNP obtuviera un cuarto mandato consecutivo.

Por otro lado, el gobierno británico argumenta que cualquier referéndum debe ser aprobado por Johnson, quien ya ha dejado en claro en repetidas ocasiones que se negará. Ha dicho además que sería irresponsable hacer un referéndum ahora, y señaló que los escoceses habían apoyado quedarse en el Reino Unido en una votación “única en una generación” en 2014.

Los nacionalistas argumentan que tienen la autoridad democrática de su lado; el gobierno británico dice que la ley está del suyo. Es probable que la decisión final sobre un referéndum se resuelva en los tribunales. “La naturaleza absurda y escandalosa de un gobierno de Westminster que potencialmente va a los tribunales para revocar la democracia escocesa, no puedo pensar en un argumento más colorido a favor de la independencia escocesa”, dijo Sturgeon.

El SNP ganó dos escaños de los laboristas y uno de los conservadores. Pero esas victorias hicieron que el partido perdiera escaños en la lista regional, cancelando efectivamente algunos de los logros. Ningún otro escaño de la circunscripción ha cambiado de manos después de la votación del jueves, que registró una participación récord para las elecciones al Parlamento escocés a pesar de la pandemia de Covid.

En el referéndum de independencia anterior celebrado en 2014, los negativos ganaron entre 55% contra 45%. Pero en un escenario posterior al Brexit, Escocia se ha visto tentada con la posibilidad, como país independiente, de ser parte de una alianza como la Unión Europea, lo que podría obligar al tradicional Reino Unido junto con la Commonwealth británica a apelar a todos sus encantos para conquistar a los votantes escoceses una vez más.

Sturgeon insistió en que “la tarea de construir una Escocia mejor para todos los que viven aquí será mi prioridad todos los días” y que su objetivo principal en este momento era superar la pandemia y mantener a la gente a salvo de Covid. “Y cuando la crisis haya pasado, será el tiempo de dar a la gente en Escocia el derecho a elegir su futuro. Todo eso es lo que prometí y todo eso es lo que pretendo cumplir”. En su opinión, la celebración de un nuevo referéndum era ahora “la voluntad del país”.

Pero Johnson dice que sería “imprudente e irresponsable” celebrar un referéndum en este momento. “Escuché atentamente las elecciones escocesas. Mi impresión fue que [el SNP] se alejó de la idea de un referéndum, y creo que con mucha sabiduría. No creo que este sea el momento de tener más disputas constitucionales. .. la gente quiere sanar nuestra economía y salir adelante juntos”, dijo Johnson quien envió una carta a Sturgeon felicitándola por las elecciones, e invitándola a “discutir nuestros desafíos compartidos”, y agregó “no siempre estaremos de acuerdo, pero estoy seguro de que ... podremos reconstruir mejor, en interés de las personas a las que servimos”.

Johnson dijo que el país necesitaba “mostrar el mismo espíritu de unidad y cooperación que marcó nuestra lucha contra la pandemia” al diseñar una recuperación del covid-19. Johnson es consciente, sin embargo, de que sería un “viaje difícil” y de que “los amplios hombros del Reino Unido han apoyado empleos y empresas a lo largo y ancho del país, pero sabemos que la recuperación económica será una seria responsabilidad compartida”.

El Primer Ministro también invitó a Sturgeon a una cumbre de cuatro naciones, junto con el primer ministro galés Mark Drakeford y el líder de Irlanda del Norte, que aún no ha sido elegido, para “discutir nuestros desafíos compartidos y ver cómo podemos trabajar juntos en los próximos meses y años para superarlos ”.

Las encuestas sugieren que los votantes escoceses están esencialmente divididos al 50% sobre la cuestión de la independencia.

 

Categorías: Política, Internacional.