MercoPress, in English

Jueves, 22 de abril de 2021 - 11:21 UTC

 

 

Biden cede ante la presión y promoverá en EE.UU. el pasaporte de vacuna contra Covid-19

Lunes, 29 de marzo de 2021 - 09:49 UTC
Las autoridades confían que los pasaportes de vacunas motiven a los estadounidenses escépticos a vacunarse Las autoridades confían que los pasaportes de vacunas motiven a los estadounidenses escépticos a vacunarse

El domingo se conoció en Washington la noticia de que la administración del presidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, había accedido a promover el desarrollo de un documento de identidad que permita demostrar si la persona ha sido vacunada contra el covid-19 o si tiene los anticuerpos por haber sobrevivido a la enfermedad, según informó The Washington Post.

Se espera que la credencial, también denominada “pasaporte de vacunación”, similar al ya creado en Israel y que se evalúa implementar en la Unión Europea, permita a los ciudadanos reabrir sus negocios y volver a su vida normal, lo que según el propio Biden podría suceder antes de Navidad, a medida que aumenta el número de estadounidenses que han recibido una vacuna covid.

Los planes de Biden se anunciados justo después de que el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunciara el viernes la creación del Excelsior Pass diseñado por IBM. “De manera similar a una tarjeta de embarque de una aerolínea móvil, las personas podrán imprimir su tarjeta o guardarla en sus teléfonos inteligentes utilizando la aplicación Excelsior Pass Wallet”, explicaron las autoridades de Nueva York. Pero la aplicación no será obligatoria.

“Cada pase tendrá un código QR seguro, que las empresas y lugares participantes pueden escanear utilizando una aplicación complementaria para verificar la prueba de los resultados negativos de la prueba de COVID-19 o la prueba de la vacunación. Los datos de una persona se mantienen seguros y confidenciales en todo momento“, señalaron las autopridades de Nueva York.

Pero los reclamos de un sistema unificado llegaron a la Casa Blanca, ya que se prevé que los gobiernos de todo el mundo exigirán pruebas de las vacunas antes de permitir nuevamente el ingreso de extranjeros. Se espera que los pasaportes federales sean gratuitos y estén disponibles a través de aplicaciones para teléfonos inteligentes, según los informes publicados el domingo.

La Casa Blanca ha designado un equipo para coordinar diversas agencias gubernamentales que ayudan a administrar las vacunas y las autoridades de salud que participan en los esfuerzos internacionales de vacunación. Al frente de este equipo está Jeff Zients, quien el 1 de marzo explicó que “nuestro rol es ayudar a asegurar que cualquier solución en esta área sea simple, gratuita, de código abierto, accesible a las personas tanto digitalmente como en papel, y diseñada desde el principio hasta proteger la privacidad de las personas”. Según el propio Zients se esperan más anuncios en los próximos días.

Los estadounidenses sin acceso a teléfonos inteligentes deberían poder imprimir los pasaportes, han dicho los desarrolladores. Pero el riesgo de falsificaciones ha llevado a las autoridades a ser más cautelosas. Hay al menos 17 proyectos de pasaporte de vacunas, según The Washington Post.

La prueba de vacunación “puede ser un factor crítico para restaurar la salud de la población de referencia y promover el regreso seguro a las actividades sociales, comerciales y de ocio”, dijo el Washington Post, citando un documento de la Oficina del Coordinador Nacional de Tecnología de la Información de la Salud el 2 de marzo. “Un enfoque caótico e ineficaz de acreditación de vacunas podría obstaculizar nuestra respuesta a la pandemia al socavar las medidas de seguridad sanitaria, ralentizar la recuperación económica y socavar la confianza del público”, se lee en otro documento similar.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) que participa en el esfuerzo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para crear “certificados de vacunación digitales”, también se está preparando para asesorar sobre el lanzamiento de estos pasaportes.

Las autoridades confían que los pasaportes de vacunas motiven a los estadounidenses escépticos a vacunarse, ya que el deseo de viajar y reunirse con amigos y seres queridos supera los temores de la inyección, según algunas encuestas.