MercoPress, in English

Viernes, 30 de julio de 2021 - 13:15 UTC

 

 

Bolivia anuncia nuevo plan para producción local de biodiesel

Lunes, 25 de enero de 2021 - 08:34 UTC
El ministro Molina elogió la iniciativa de Evo Morales en estos asuntos El ministro Molina elogió la iniciativa de Evo Morales en estos asuntos

Bolivia construirá plantas ecológicas de diesel y biodiesel para reducir las importaciones de combustibles líquidos, anunció el ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina, durante el pasado fin de semana.

 El funcionario subrayó que el objetivo era impulsar el proceso de industrialización para, a su vez, reducir tanto los gastos de comercio exterior como los subsidios estatales. Se estima que Bolivia gastará entre 1.000 y 1.200 millones de dólares en la importación de diésel en 2021 para el suministro interno.

El objetivo final es dar paso a la producción de biocombustibles de segunda generación a partir de residuos urbanos y productos agrícolas, agregó Molina, quien también dio a conocer detalles que indicaron que la planta de biodiesel comenzaría a operar en algún momento de 2024 y su construcción costará alrededor de 279 millones de dólares.

Molina agregó que se esperaba que la planta produjera 12.000 barriles de diesel por día. “Esto es parte del plan del gobierno y estamos en la configuración final de las especificaciones técnicas”, dijo a la prensa, al tiempo que agregó que los detalles debían estar finalizados en marzo de este año.

Del total de 279 millones de dólares, 18 millones se desembolsarán para la fase de preinversión, mientras que la etapa de ejecución del proyecto requerirá los 261 millones adicionales, según anticiparon Molina y la estatal Yacimientos Petrolifos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El ministro insistió en que ambas partes se agruparán en un proyecto único: “El objetivo es lograr la sustitución de las importaciones de diesel a través de procesos alternativos para la producción de biodiesel de primera generación, diesel ecológico e incluso maximizar otros procesos contiguos como el uso de GNL que permitirá la reposición de 2.800 barriles de diesel por día en la planta del sector termoeléctrico y otras actividades”, dijo.

El reemplazo de las importaciones de combustibles también mantendrá grandes sumas de dinero dentro del país, explicó el ministro.

La planta de biodiesel impulsará además la actividad agrícola, puesto que demandará soja y otros cultivos alternativos.

“Bolivia necesita este tipo de proyectos porque ayuda a que la matriz energética sea más limpia y beneficiará a innumerables microempresas que iniciarán un proceso de recolección de grasa animal y aceite comestible que actualmente se desecha convirtiéndose en un pasivo ambiental”, enfatizó Molina, quien asimismo elogió la iniciativa del ex-presidente Evo Morales en estos asuntos.