MercoPress, in English

Miércoles, 6 de julio de 2022 - 17:17 UTC

 

 

Elecciones municipales en Brasil realinearán fuerzas para las presidenciales del 2022

Viernes, 13 de noviembre de 2020 - 09:32 UTC
Entre los nombres que pueden surgir están el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, del PSDB, el ex ministro Ciro Gomes y el comunista Flavio Dino Entre los nombres que pueden surgir están el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, del PSDB, el ex ministro Ciro Gomes y el comunista Flavio Dino

Las elecciones municipales del domingo en Brasil pondrán a prueba gestiones locales pero también la fuerza de los dirigentes que quieren posicionarse en la línea de largada para las presidenciales de 2022, con favoritismo para quienes no se encuentran encolumnados detrás del presidente Jair Bolsonaro o del exmandatario Lula da Silva.

“Se espera un crecimiento de la centroderecha tradicional y de una nueva coalición de centroizquierda”, dijo el cientístas político Vinicius Rodrigues Vieira, profesor de Relaciones Internacionales de la Fundación Armando Alvares Penteado (FAAP).

Al contrario de otros países, las municipales en Brasil no son elecciones de medio término, porque no son legislativas ni funcionan como referéndum, aunque si hay víctimas: la primera es el Presidente, que se juega por alcaldes que no pueden elegirse.

Un punto a tener en cuenta es el poder que tiene por ejemplo el grupo mediático Globo, el más grande del país, para dar señales del poder económico desde ahora para 2022: se puso hacer campaña para buscar el “Joe Biden brasileño”, así como en 2018 sus editorialistas rezaban por un “Emannuele Macron brasileño”, pariendo a Bolsonaro.

Entre los nombres que pueden surgir después de las elecciones municipales del domingo están el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el laborista y ex ministro Ciro Gomes, el comunista Flavio Dino, gobernador del estado de Maranhao, y sobre todo una proyección nacional del Demócratas.

Heredero del Partido Frente Liberal, que apoyó a la dictadura militar, Demócratas tiene un sector bolsonarista, pero podrá pisar fuerte en caso de vencer como se espera, Eduardo Paes en Río de Janeiro y Bruno Reis en Salvador.

Están dentro de los Demócratas hombres de peso institucional como el jefe de Diputados, Rodrigo Maia, que promocionan la candidatura del animador televisivo de Tv Globo y magnate ultra liberal Luciano Huck.

Huck en 2018 llamó a votar a Bolsonaro a los jóvenes ultra liberales por sobre el docente Fernando Haddad. También de Demócratas, el ex ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta, un bolsonarista arrepentido, tiene tickets para construir en 2022.

En esa misma línea Demócratas tiene en Salvador, capital de Bahía, estado gobernado por el PT, una de sus fortalezas, con Antonio Carlos Magalhaes Neto como intendente, que deberá fácilmente elegir a su vice Bruno Reis como su sucesor.

En Río de Janeiro, el ex alcalde Eduardo Paes, que era del Movimiento de la Democracia Brasileña de los encarcelados ex gobernadores Luiz Pezao y Sergio Cabral podrá posicionar aún más a Demócratas, en caso de derrotar al pastor Marcelo Crivella, alcalde bolsonarista de la ciudad maravillosa.

En San Pablo Doria, Gobernador que apoyó a Bolsonaro en 2018 y ahora se pasó a la oposición con la pandemia, debe mantener el control del ala derecha del PSDB del ex presidente Fernando Henrique Cardoso y posicionarse para 2022 con la agenda menos estatista de todas.

El ex juez y ex ministro de Justicia bolsonarista Sérgio Moro aparece también como opción para 2022 y ha mantenido diálogos con Huck. Sin partido, Moro cuenta con aliados de la política de la extrema derecha no bolsonarista.

Para el profesor Vieira, las elecciones de 2020 provocarán el retorno a la política tradicional teniendo en cuenta el zenith del momento 'antipolítica' que representó en 2018 Bolsonaro, tras los escándalos de corrupción que cruzó a todos los partidos políticos.

En ese marco, según Vieira la figura de Gomes aparece para ocupar el liderazgo de la centroizquierda compitiendo con el inhabilitado Lula.

Para eso Gomes trazó una alianza entre su fuerza, el Partido Democrático Laborista (PDT) con el Partido Socialista Brasileño (PSB), que gobierna Pernambuco, Paraíba y Espirito Santo. En Río la comisaria Martha Rocha, del PDT, tiene chances en las encuestas para un balotaje contra Paes mientras que en San Pablo el conservador Marcio França está en cuarto lugar, aunque con chances en las encuestas.

“Esta centroizquierda debería ser la que se construya sin el PT para 2022”, dijo el cientista político

Categorías: Política, Brasil.