MercoPress, in English

Viernes, 30 de octubre de 2020 - 05:14 UTC

 

 

Brasil se lanza a las playas y a divertirse por el fin de semana largo

Lunes, 12 de octubre de 2020 - 10:01 UTC
Durante el fin de semana, pese a las advertencias de los expertos en salud, los brasileños se volcaron masivamente a las playas y las montañas Durante el fin de semana, pese a las advertencias de los expertos en salud, los brasileños se volcaron masivamente a las playas y las montañas

Brasil vive este fin de semana largo con plena ocupación en playas y levantamiento de restricciones en localidades gastronómicos de Brasilia, mientras en el estado de San Pablo volvieron a funcionar los cines, teatros y museos a pesar de la pandemia de coronavirus, que lo tiene como el segundo país del mundo en cantidad de muertes.

En las últimas semanas, la incidencia de la pandemia en Brasil ha mostrado una clara tendencia a la baja, aunque todos los especialistas coinciden en que aún no se ha superado la emergencia sanitaria.

El número de nuevas muertes registradas este domingo (209) fue casi la mitad de las comprobadas el sábado, cuando el país superó el listón de los 150.000 fallecidos.

Sin embargo, las propias autoridades reconocen que las cifras de muertes y contagios bajan considerablemente cada fin de semana, pues se reduce el personal de las secretarías de salud dedicado a la recopilación de los datos.

De acuerdo con el boletín divulgado este domingo, existen todavía 948.657 pacientes en observación, lo que sumado a los altos niveles de sub-notificación que existen en el país sugiere que las cifras deben seguir en aumento durante los próximos días.

Durante el fin de semana, pese a las advertencias de los expertos en salud, los brasileños se volcaron masivamente a las playas y las montañas aprovechando el feriado del lunes y las escenas de aglomeraciones en sitios públicos vistas en las últimas semanas volvieron a repetirse.

También en este fin de semana en varias ciudades del país se ha acelerado la reapertura de las actividades económicas y culturales.

En San Pablo volvieron a funcionar los cines, teatros y museos, en tanto que en Brasilia, que tiene la más alta tasa de muertes por cada millón de habitantes (1.120) del país, se levantaron las medidas que limitaban el número de mesas y la distancia entre ellas en bares y restaurantes, que reabrieron hace meses con restricciones.

Brasil sumó en las últimas 24 horas otras 290 muertes, con lo que el total de fallecidos por causa de la enfermedad llega ahora a 150.488, según informó este domingo el Ministerio de Salud.