MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 14:13 UTC

 

 

Cristina Kirchner zafa de casos de lavado de dinero ante la Oficina de Anticorrupción

Sábado, 16 de mayo de 2020 - 08:34 UTC
En el caso Hotesur se investiga el alquiler que realizaron empresas de Lázaro Báez de habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner En el caso Hotesur se investiga el alquiler que realizaron empresas de Lázaro Báez de habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner

La Oficina Anticorrupción (OA) de Argentina dejó de ser querellante en dos causas, Hotesur y Los Sauces, que se siguen contra la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia. El primer caso se abrió cuando CFK era presidenta de Argentina y el otro cuando ya había dejado de serlo.

El jefe de la OA, Félix Crous, señaló a los medios que no entendía muy bien por qué la oficina que dirige se constituyó en querellante y que “los tribunales se equivocaron en aceptarla” como tal. Crous indicó que concentrará “los limitados recursos con que cuenta el organismo a casos más complejos, que demanden particular experticia en delitos de corrupción pública y de mayor actualidad”.

Crous, abogado graduado en la Universidad de Buenos Aires y especializado en administración de justicia, es militante de Justicia Legítima, una agrupación de jueces y fiscales que se vincula con el kirchnerismo.

La Oficina Anticorrupción, que dirige, es un organismo desconcentrado, dependiente del Poder Ejecutivo que, según se apunta en su sitio web, trabaja para “fortalecer la ética y la integridad en la administración pública nacional, a través de la prevención e investigación de la corrupción y la formulación de políticas de transparencia”.

En el caso Hotesur se investiga el alquiler que realizaron empresas de Lázaro Báez —un empresario vinculado a la familia Kirchner en prisión preventiva por el denominado proceso de la “ruta del dinero K”— de habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner, donde se sospecha no hubo tal ocupación y que se trataba de una forma de hacer ingresar dinero limpio a favor de los Kirchner.

Supuestamente y de acuerdo a criterios de los investigadores, el dinero pagado por Báez era una devolución por contratos recibidos de obra pública.

En el caso Los Sauces, otra firma de la familia Kirchner, se realizó una operación similar con el pago de alquileres de inmuebles en Puerto Madero y Río Gallegos, en los que también estuvo involucrado Báez. Las pesquisas judiciales apuntaban a señalar la existencia de una organización delictiva “destinada a canalizar bienes de origen ilícito”.

Un comunicado de Juntos por el Cambio, la coalición de partidos que respaldó al ex presidente Mauricio Macri, sobre la decisión de la OA de retirarse de los casos Hotesur y Los Sauces, señala que el presidente Alberto Fernández ”consagró la impunidad de la corrupción de Cristina (Fernández) Kirchner“.

”Se consagró el pacto de impunidad firmado en mayo de 2019 cuando Alberto Fernández aceptó ser el candidato del Frente de Todos. La Oficina Anticorrupción, por orden de la Presidencia de la Nación, se retiró de las causas “Hotesur” y “Sauces” que involucran directamente a Cristina Kirchner y sus hijos, sin terceros. Ya en diciembre, habíamos marcado que un decreto presidencial llevaba a la OA a la órbita de la Casa Rosada restringiendo mucho más su autonomía“, indica el texto del comunicado de Juntos por el Cambio.

En un artículo en el diario La Nación, bajo la firma de Laura Di Marco, se pregunta qué significa la decisión de la OA. Y responde: ”Indudablemente, un golpe a esas causas. Mucho más si, como especula la oposición y funcionarios judiciales críticos, otro organismo del Estado, la Unidad de Información Financiera, también desistiera de ser querellante, es decir, acusadora en esta causa, como circula en los pasillos de la Justicia. Al frente de esta otra oficina, la UIF, está Carlos Cruz, un abogado peronista profesor universitario, muy amigo del Presidente”.

Categorías: Política, Argentina.