MercoPress, in English

Domingo, 9 de agosto de 2020 - 16:51 UTC

 

 

Industria pesquera de Falklands sufre el impacto de la pandemia de COVID-19

Sábado, 25 de abril de 2020 - 09:55 UTC
La gerente de Consolidated Fisheries Janet Robertson dijo que la empresa está continuamente evaluando al situación y en contacto con los compradores La gerente de Consolidated Fisheries Janet Robertson dijo que la empresa está continuamente evaluando al situación y en contacto con los compradores
Wallace admitió que la situación y operaciones del mercado preocupan, pero “en ente negocio, las máquinas no se pueden apagar como en una fábrica” Wallace admitió que la situación y operaciones del mercado preocupan, pero “en ente negocio, las máquinas no se pueden apagar como en una fábrica”
La zafra del Falklands Calamari concluye este fin de semana y los barcos mayores de Fortuna Ltd., partirán hacia Vigo donde se sabrá cómo responde el mercado La zafra del Falklands Calamari concluye este fin de semana y los barcos mayores de Fortuna Ltd., partirán hacia Vigo donde se sabrá cómo responde el mercado

El impacto de la pandemia de COVID-19 sobre el mercado de frutos del mar y las operaciones de dicha industria han sido muy severos, según consignaron ejecutivos de la industria de la pesca de las Islas Falkland.

La Gerente de Consolidated Fisheries Ltd., Janet Robertson comentó al Penguin News que la empresa está evaluando continuamente la situación y “manteniendo contacto con nuestros distintos compradores para tener una idea del pulso del mercado en respuesta a la actual pandemia”.

“Si bien el negocio de los restaurantes y hoteles, tanto en EE.UU. como en el Lejano Oriente está virtualmente parado por ahora, hay algún movimiento a nivel de consumidores compradores directos, y esperamos que el negocio comience a movilizarse nuevamente una vez que las medidas extremas de cuarentena comiencen a relajarse un poco. De todos modos, a esta altura, no tenemos forma de saber cuál será el estado de la economía global, a medida que el mundo emerge de la crisis, por tanto sobre esta base estamos preparados para un escenario de precios bastante deprimidos, y por un buen tiempo”

Ms Robertson dijo que esto significa que los importadores cuentan con stocks en excedentarios de varios meses (de merluza negra) y la exportación de esta especie solo contribuirá a una mayor depreciación de los valores.

Agregó que “CFL aguantará el stock cuando esa opción parezca la más razonable para tratar de quitar presión al producto en el mercado, en línea con la demanda, y en apoyo a nuestros clientes de la mejor forma posible”

Por su parte el Director de Fortuna Ltd., Stuart Wallace dijo que estaban operando con sus cinco barcos arrastrero en los caladeros de calamar y peces con aletas, normalmente.

La zafra del Falklands Calamari concluye este fin de semana y los barcos grandes de Fortuna saldrán para Vigo en tanto los otros continuarán usufructuando de otras licencias de pesca.

Wallace admitió que la situación operativa y de comercialización era preocupante, “pero en nuestro negocio simplemente 'no se puede apagar' la máquina, como por ejemplo en una fábrica”

“El problema mayor es cómo será el mercado cuando llegue nuestra producción a Vigo, que será dentro de un mes, y todos sabemos que mucho puede acontecer en ese tiempo. Normalmente una mayor demanda de nuestros productos vendría de parte de los bares y restoranes a lo largo y ancho de Europa”

“Al momento todo eso está cerrado. Muchas más personas están preparando sus comidas en casa, y por tanto esa parte del mercado se ha incrementado, pero no creemos que alcance a compensar el segmento de mercado perdido. Pero, repito, un mes es mucho tiempo en estos días y circunstancias, y habrá cambios en ese discurrir”.

Wallace dijo que se mantienen próximos a sus clientes y contactos en el mercado de forma de saber cuándo vender. “No sólo precisamos saber sobre la demanda, sino también estar al tanto de la situación individual de cada cliente, de la actitud de los bancos y qué pueden estar haciendo y/o pensando los competidores. Somos afortunados en cuanto a que a diferencia de los productores de frutos de mar frescos, el nuestro tiene vida de almacenamiento, aunque obviamente esto también implica costos”

En cuanto a la operación de la flota, Fortuna está planificando como normal, todos los servicios que se precisen, es decir, “amarre, avituallamiento y prontos para movilizarse para la segunda zafra. Por supuesto todo esto implica mirar hacia adelante, estar al pie del cañón y hablando con los proveedores de servicios para ver si podemos mitigar cualquier dificultad adicional que pueda surgir por la pandemia”(Penguin News)