MercoPress, in English

Domingo, 25 de setiembre de 2022 - 16:45 UTC

 

 

República Dominicana posterga elecciones presidenciales hasta el 5 de julio

Martes, 14 de abril de 2020 - 10:20 UTC
El organismo electoral precisó que una eventual segunda vuelta de los comicios presidenciales se celebraría el 26 de julio El organismo electoral precisó que una eventual segunda vuelta de los comicios presidenciales se celebraría el 26 de julio

La República Dominicana, el país con más decesos en Centroamérica y el Caribe por el coronavirus, anunció este lunes que postergó las elecciones presidenciales y legislativas del 17 de mayo para el 5 de julio por la crisis provocada por el coronavirus.

La Junta Central Electoral de República Dominicana justificó en una resolución el aplazamiento de las elecciones por motivos de “fuerza mayor” debido a la emergencia sanitaria declarada en el país.

El organismo electoral precisó, además, que una eventual segunda vuelta de los comicios presidenciales se celebraría el 26 de julio. Las elecciones deben realizarse necesariamente antes del 16 de agosto, porque la Constitución establece que la investidura del jefe de Estado debe celebrarse en esa fecha.

República Dominicana, con 3.167 casos de coronavirus, reportó hoy la muerte de cuatro personas, elevando a 177 la cifra de fallecidos.

En tanto, en el Caribe, Cuba registró hoy tres nuevos muertos por coronavirus, elevando a 21 los decesos por la pandemia, y sumó 57 nuevos casos, superando así los 700 contagios.

Se trata de dos hombres de 62 y 83 años y una mujer de 75, informó el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba, Francisco Durán.

Si bien Cuba se encuentra aún en fase pre epidémica, ya se detectó trasmisión autóctona limitada del brote, por lo que el gobierno decidió extremar medidas y paralizar todo el transporte público del país, además de cerrar temporalmente los grandes centros comerciales.

Hasta ahora, las autoridades cubanas ordenaron el cierre de escuelas, limitaron actividades en sectores no esenciales, retrasaron las pruebas de ingreso a la Educación Superior y suspendieron eventos públicos. Sin embargo, por ahora no decretaron aún el confinamiento domiciliario obligatorio.

En paralelo, en Costa Rica, un país centroamericano donde tres personas ya murieron por el coronavirus, se registraron hoy 17 nuevos casos, elevando la cifra a 612, mientras las autoridades expresaron su preocupación por la cantidad de gente que sigue saliendo a las calles.

El ministro de Salud, Daniel Salas, explicó que, si bien la mayoría de la población del país acató las medidas preventivas y restrictivas, “el comportamiento en las calles es un mal presagio”.

“Hemos venido haciéndolo bastante bien, pero hoy hemos visto gente muy cerca de otra, conglomeraciones, filas en los bancos. Este efecto rebote de la Semana Santa nos deja pensando seriamente en lo que pueda ocurrir en las siguientes semanas”, advirtió.

Guatemala, en tanto, registró hoy un balance de cinco muertos y 155 contagiados, lo que lo convierte en uno de los países de la región menos golpeados por la pandemia.No obstante, el presidente Alejandro Giammattei advirtió que su gobierno se prepara para “un repunte” de la pandemia esta semana.

Por eso, las autoridades guatemaltecas anunciaron más toques de queda en el país, donde ya fue suspendido el transporte público y los locales comerciales. Además, desde esta semana es obligatorio el uso de mascarillas por ley. De no utilizarlas, la multa puede llegar hasta los 20.000 dólares.

Por otra parte, El Salvador informó acerca de 12 nuevos casos, entre ellos ocho contagios locales, lo que eleva la cifra total de contagiados a 137.

Se espera que la Asamblea Legislativa salvadoreña discuta esta semana la ampliación del estado de emergencia y de excepción, que vence hoy, como medidas de contención, tras la muerte de seis personas.

Otro de los territorios de la zona más golpeados es la pequeña isla caribeña de Martinica. Registra 157 contagiados y 6 muertos, y mantiene un confinamiento general. En tanto, en la otra isla francesa de la región, Guadalupe, hay 143 contagiados y ocho muertos, y el temor a una crisis económica en ciernes.