MercoPress, in English

Lunes, 16 de mayo de 2022 - 14:51 UTC

 

 

Santos pide mano dura para la resurgente FARC que desconoce pacto de paz

Viernes, 30 de agosto de 2019 - 12:29 UTC
 “El 90% de las FARC sigue en el proceso de paz. Hay que seguirles cumpliendo. A los desertores hay que reprimirlos con toda contundencia”, sostuvo Santos “El 90% de las FARC sigue en el proceso de paz. Hay que seguirles cumpliendo. A los desertores hay que reprimirlos con toda contundencia”, sostuvo Santos

El ex Presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmante e impulsor del acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), llamó al actual Gobierno a “reprimir” a los desertores del pacto, luego de que un grupo de ex líderes rebeldes anunciara su decisión de volver a las armas.

“El 90% de las FARC sigue en el proceso de paz. Hay que seguirles cumpliendo. A los desertores hay que reprimirlos con toda contundencia. La batalla por la paz no se detiene”, escribió en su cuenta de Twitter el ex Mandatario, instando al Ejecutivo de Iván Duque a que mantenga su compromiso con los excombatientes que siguen respetando el acuerdo firmado en noviembre de 2016.

La declaración del ex jefe de Estado colombiano surge pocas horas después que un grupo de ex guerrilleros liderados por Luciano Marín, más conocido como “Iván Márquez, y en el que están incluidos el prófugo Seuxis Paucias Hernández, alias ”Jesús Santrich“, y Hernán Darío Velásquez, alias ”El Paisa“, anunciaran en un video su regreso a la lucha armada.

Santos, quien gobernó Colombia desde 2010 a 2018 y fue ganador del Premio Nobel de Paz de 2016 por el pacto con las FARC, se alejó de la política después de dejar el poder y solo interviene para referirse a asuntos relacionados con el proceso de paz y con el medioambiente.

En su manifiesto de este jueves, Márquez y los demás disidentes, lo acusan de jurar ”con impostada voz de Nobel de Paz que no cambiaría ni una sola coma de lo pactado, que cumpliría lo firmado de buena fe y que no nos iba a poner conejo (escamotear)“.

”Nada hizo Santos para impedir el hundimiento en el Congreso de la Reforma Política, sabiendo, como todos los colombianos, que ninguna guerrilla se desarma si no existen plenas garantías de participación política para todos“, aseguró el líder guerrillero.

Tras enterarse de la decisión de los ex combatientes, Juan Fernando Cristo, ministro del Interior durante la mayor parte del Ejecutivo de Santos, calificó como ”muy triste y doloroso el insensato anuncio“ de Márquez.

En tanto, el senador colombiano Roy Barreras, copresidente de la Comisión de Paz del Congreso y ex negociador del acuerdo, tildó de ”traidores“ a los disidentes. ”Son un puñado de traidores de la paz. Son idiotas útiles de una extrema derecha, que por supuesto levantarán ahora las banderas de la guerra“, dijo en un comunicado Barreras, senador del Partido de la U y cercano a Santos.

De todas formas, el senador, que compartió con Márquez durante las negociaciones en La Habana, consideró que la decisión del grupo de rebeldes ”no representa una nueva amenaza para la paz“. ”Hoy más que nunca debemos permanecer activos en la defensa de la paz lograda, la paz posible, y de la paz completa”, sentenció Barreras.

 

Categorías: Política, América Latina.