MercoPress, in English

Miércoles, 24 de abril de 2019 - 16:07 UTC

Militares de Brasil aceptarían recortes en sistema de pensiones en apoyo a Bolsonaro

Martes, 22 de enero de 2019 - 10:03 UTC
Al imponer la austeridad a sus ex colegas, Bolsonaro podría fortalecer la legitimidad de su demanda de un sacrificio similar de otras categorías Al imponer la austeridad a sus ex colegas, Bolsonaro podría fortalecer la legitimidad de su demanda de un sacrificio similar de otras categorías

Las fuerzas armadas de Brasil están dispuestas a aceptar un recorte en sus pensiones, un gesto que podría ayudar al presidente Jair Bolsonaro, ex capitán del Ejército, a impulsar un paquete de austeridad más amplio para ayudar a recortar el gasto gubernamental.

El personal militar tendría que contribuir a su jubilación durante cinco años adicionales y las pensiones de las viudas serán gravadas, de acuerdo con una propuesta aceptada por los principales funcionarios del país. La propuesta fue lanzada inicialmente por el equipo económico del gobierno.

Al imponer la austeridad a sus colegas del Ejército, el ex paracaidista Bolsonaro podría fortalecer la legitimidad de su demanda de un sacrificio similar de otras categorías. La exención de las tropas, por otro lado, podría haber incitado a otros funcionarios públicos, como la policía, a solicitar un tratamiento especial. Una revisión profunda de las pensiones es crucial para que el gobierno arregle las cuentas públicas y, quizás, recupere su calificación de grado de inversión.

Las pensiones militares representan alrededor de la mitad del déficit total de las pensiones de los funcionarios públicos, según cifras hasta noviembre de 2018. Como muestra de la magnitud del problema, el estado pagó 42.600 millones de reales (US$11.300 millones) en jubilaciones a militares en los primeros 11 meses de 2018. Durante ese período, las fuerzas armadas pagaron solo 2.100 millones de reales.

El lunes, el vicepresidente Hamilton Mourão, un general retirado, dijo en una entrevista de radio que el ejército no se oponía a un aumento en la duración del servicio activo, pero no especificó un período. También dijo que gravar las pensiones de las viudas sería un avance positivo para el país.

La disposición de los militares a contemplar cambios en sus pensiones marca una desviación significativa de la historia reciente. Las fuerzas armadas se opusieron a los cambios en sus beneficios bajo los últimos tres presidentes de Brasil.

Categorías: Economía, Política, Brasil.