MercoPress, in English

Miércoles, 25 de mayo de 2022 - 00:22 UTC

 

 

“Triple garantía” obtiene Sánchez de UE en cualquier negociación sobre Gibraltar

Domingo, 25 de noviembre de 2018 - 15:52 UTC
Sánchez tensó al máximo la situación durante cinco días, amenazando con bloquear el acuerdo del Brexit, algo inédito para un Gobierno europeísta como el español Sánchez tensó al máximo la situación durante cinco días, amenazando con bloquear el acuerdo del Brexit, algo inédito para un Gobierno europeísta como el español
Ya entonces sabía que era imposible cambiar el artículo 184, el de la discordia entre Reino Unido y España, porque retocarlo supondría reabrir todo el acuerdo Ya entonces sabía que era imposible cambiar el artículo 184, el de la discordia entre Reino Unido y España, porque retocarlo supondría reabrir todo el acuerdo

El presidente español Pedro Sánchez decidió desbloquear el acuerdo del Brexit tras recibir una “triple garantía” de tipo político, con tres compromisos por escrito, incluida una Declaración de los Veintisiete y de la Comisión, que cualquier negociación futura sobre Gibraltar tendrá que contar con el visto bueno previo de España.

 De acuerdo a los informes de prensa españoles mientras Sánchez y Theresa May se mostraban satisfechos, los euroescépticos atacaban a la primera ministra británica por sus supuestas cesiones.

Sánchez tensó al máximo la situación durante cinco días, amenazando con bloquear el acuerdo del Brexit —que este domingo firmaron los líderes europeos en una cumbre en Bruselas que marcará la salida de Reino Unido de la UE—, algo inédito para un Gobierno europeísta como el español.

Ya entonces sabía que era imposible cambiar el artículo 184, el de la discordia entre Reino Unido y España, porque retocarlo supondría reabrir todo el acuerdo, algo inviable a estas alturas de la negociación. Theresa May, primera ministra británica, ya le había dicho a Sánchez en su conversación que eso era completamente imposible.

Pero el presidente español forzó la situación y logró arrancar una declaración de los Veintisiete y la Comisión en la que se comprometen a no negociar jamás un acuerdo con Reino Unido que incluya Gibraltar. Además, la negociación de los futuros acuerdos que afecten al Peñón requerirá inexcusablemente el visto bueno previo de España.

Cuando se logró finalmente esa garantía, tras una conversación entre Sánchez y Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, España decidió desbloquear. El ex primer ministro polaco le confirmó que tanto Londres como la Comisión Europea, como él mismo, firmarían las garantías que España exigía. Hasta ese momento, la propia cumbre estaba en el aire. Poco después de esa conversación, Tusk la convocó oficialmente.

El presidente detalló esa “triple garantía” que ha sido clave para desbloquear el acuerdo. “En primer lugar, hemos logrado una declaración conjunta del Consejo Europeo y la Comisión Europea en el marco del acuerdo de retirada que descarta que el artículo 184 sea aplicable al contenido de la relación en el ámbito territorial. En segundo lugar, el Gobierno británico reconoce por escrito esta cuestión. Y en tercer lugar, el Consejo Europeo y la Comisión Europea refuerzan la posición de España, como nunca había estado, de cara a las negociaciones futuras”, sentenció Sánchez.

La postura de Pedro Sánchez también viene como anillo al dedo para las elecciones de Andalucía el próximo domingo cuando se espera que su partido confirme el liderazgo en la región.

Categorías: Política, Internacional.