MercoPress, in English

Jueves, 7 de julio de 2022 - 01:08 UTC

 

 

Rey de España llama a respetar la pluralidad y el bien común en Cataluña

Martes, 26 de diciembre de 2017 - 09:45 UTC
Felipe VI apeló a que la convivencia en la sociedad catalana, “tan diversa y plural como es”, recupere la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo Felipe VI apeló a que la convivencia en la sociedad catalana, “tan diversa y plural como es”, recupere la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo

“Ahora deben afrontar los problemas que afectan a todos los catalanes, respetando la pluralidad y pensando con responsabilidad en el bien común de todos”, fue parte del mensaje entregado este sábado por el rey Felipe VI al nuevo Parlamento catalán, en su tradicional discurso a los españoles de cada Nochebuena.

 Sus palabras tienen lugar luego de los comicios del pasado 21 de diciembre, donde las fuerzas secesionistas consiguieron la mayoría en el Parlamento. Las elecciones fueron convocadas por el Gobierno español para “restablecer la legalidad constitucional” tras la declaración unilateral de independencia, aprobada por la Cámara regional el pasado 27 de octubre.

En su discurso, el monarca subrayó que España es una “democracia madura”, donde los ciudadanos pueden defender y contrastar sus opiniones e ideas, pero no “imponerlas” frente a los derechos de los demás. Ese camino, afirmó el rey, “no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o a la exclusión, que sólo generan discordia, incertidumbre, desánimo y empobrecimiento moral, cívico y económico de toda una sociedad”.

En cambio, Felipe VI afirmó que debe conducir a que la convivencia en la sociedad catalana, “tan diversa y plural como es”, recupere la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo. Con ello, el monarca hizo referencia a la polarización de dicha población, donde el 52% del censo votó por partidos que defienden la vigencia de la Constitución, frente a un 47% que prefirió apoyar a los secesionistas.

El objetivo que mencionó el rey es que “las ideas no distancien ni separen a las familias y a los amigos”, y que se reafirmen valores que, a su juicio, han caracterizado siempre a Cataluña, como “su capacidad de liderazgo y de esfuerzo, su espíritu creativo y vocación de apertura”.

Se trató de la primera vez en que Felipe VI se refirió a la situación de Cataluña, tras su discurso del pasado 3 de octubre, dos días después del referéndum convocado por las autoridades independentistas y que fue declarado como ilegal por la justicia, donde calificó la situación de la región como “de extrema gravedad”

Categorías: Política, Internacional.