MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 20:35 UTC

 

 

Asesor principal de Temer negocia convertirse en delator, y si habla “el presidente no dura 12 minutos”

Sábado, 27 de mayo de 2017 - 15:14 UTC
“Un fantasma sobrevuela” el Palacio del Planalto dijo una periodista de la cadena Bandeirantes al referirse a la eventual delación de Rocha Loures “Un fantasma sobrevuela” el Palacio del Planalto dijo una periodista de la cadena Bandeirantes al referirse a la eventual delación de Rocha Loures
Si Rocha Loures habla, “Temer no durará ni 12 minutos en el sillón” presidencial, presagió Boechat. Si Rocha Loures habla, “Temer no durará ni 12 minutos en el sillón” presidencial, presagió Boechat.
En su condición de arrepentido el “hombre del maletín” Ricardo Saud declaró que en 2014 se reunió siete veces con el entonces vicepresidente Temer En su condición de arrepentido el “hombre del maletín” Ricardo Saud declaró que en 2014 se reunió siete veces con el entonces vicepresidente Temer

El otrora asesor del presidente Michel Temer, Rodrigo Rocha Loures, filmado cuando recibía un maletín con presuntos sobornos del frigorífico JBS, al parecer analiza realizar una confesión que ya está alarmando al gobierno.

 El sitio de noticias UOL escribió este viernes que en los últimos días Rocha Loures pasó de ser un político de confianza del presidente Temer a un potencial “hombre bomba” que puede precipitar la caída de un gobierno que parece agonizar. La mutación de Rocha Loures, según UOL, sucedió luego de que los dueños del frigorífico JBS realizaron una delación premiada ante el Supremo Tribunal Federal que envolvió al presidente y a su ex consejero.

“Un fantasma sobrevuela” el Palacio del Planalto dijo una periodista de la cadena Bandeirantes al referirse a la eventual delación de Rocha Loures, también citado en otros medios como un personaje que pasó de ser un operador discreto, acostumbrado a deslizarse en las sombras del poder, a ocupar el centro del tablado informativo.

El miércoles 17 de mayo el país político dio una vuelta campana cuando la cadena Globo informó que los hermanos Joesley y Wesley Batista habían presentado al Supremo Tribual una grabación en la que Temer aparentemente avaló el pago de un soborno a Eduardo Cunha.

Temer y Cunha son viejos aliados políticos y ambos pertenecen al Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la misma agrupación a la cual está afiliado Rocha Loures. Pero los destinos de los poderosos Cunha y Temer comenzaron a bifurcarse en 2016.

En mayo del año pasado Temer asumió la presidencia al ser separada del cargo Dilma Rousseff y en octubre del mismo año su correligionario Cunha fue preso por corrupción, y en marzo de este año condenado a 15 años de prisión en el escándalo Lava Jato en Petrobras.

Desde la cárcel Cunha habría hecho llegar a Temer insinuaciones de que estaba dispuesto a delatarlo, pero eso nunca ocurrió, y según parece uno de los motivos de su silencio fue el dinero que la pagó JBS con la venia del mandatario.

Pues bien la grabación con la voz de Temer consintiendo un supuesto soborno para que Cunha no lo delate fue el centro de las atenciones a poco de estallar el escándalo.

Pero pasados los días esa grabación siguió siendo motivo de atenciones al tiempo que comenzaba a ganar más importancia el video en el cual el ex asesor Rocha Loures fue registrado cuando caminaba a paso rápido cargando un maletín con dinero, el equivalente a unos 160 mil dólares, aportado por el frigorífico.

Esta semana el propio Rocha Loures, admitiendo que esos billetes fueron del soborno de JBS, los devolvió a la Policía Federal.

Paulatinamente la narrativa de la “madre de todos los escándalos” comenzó a señalar el potencial “destructivo” de ese maletín y de ese ex colaborador de Temer, dijo el periodista Ricardo Boechat.

Si Rocha Loures habla, “Temer no durará ni 12 minutos en el sillón” presidencial, presagió Boechat.

Desde hace algunos días nadie supo nada de Rocha Loures, quien luego de entregar la maleta con dinero no hizo declaraciones ni dejó saber cuál es su paradero. Esta “desaparición” del hombre a quien Temer le asignaba misiones peligrosas se sumó a otra noticia que fue publicada el viernes por el diario Folha de San Pablo.

La presidencia de la República reconoció oficialmente que no sólo Rocha Loures se reunía con “el hombre del maletín” de JBS, sino que también lo hizo el propio Michel Temer. El pagador de sobornos de JBS era Ricardo Saud quien al igual que sus jefes del frigorífico se acogió a la delación premiada ante la Justicia.

En su condición de arrepentido el “hombre del maletín” Ricardo Saud declaró que en 2014 se reunió siete veces con el entonces vicepresidente Temer para hablar de transacciones ilegales.

Y confesó que en esos encuentros se acordó el pago de dinero para las campañas del partido PMDB, y de un soborno personal para Temer equivalente a 1 millón de reales (330 mil dólares).

Categorías: Política, Brasil.