MercoPress, in English

Domingo, 29 de mayo de 2022 - 02:39 UTC

 

 

Un terreno para ONG de Lula fue adquirido por Odebrecht

Sábado, 24 de diciembre de 2016 - 02:33 UTC
Marcelo Odebrecht confesó ante la Justicia estadounidense que su empresa compró un terreno an San Pablo para ONG de Lula Marcelo Odebrecht confesó ante la Justicia estadounidense que su empresa compró un terreno an San Pablo para ONG de Lula

Odebrecht, la principal constructora de Brasil, adquirió el terreno donde se iba a erigir el edificio de la ONG de Lula da Silva, en el centro de San Pablo. La confesión de Marcelo Odebrecht fue realizada ante la Justicia, según informó el diario Folha de San Pablo que tuvo acceso a la causa que está bajo secreto de sumario.

 Paulo Melo y Alexandrino Alencar, dos exejecutivos de Odebrecht, también declararon que la constructora hizo esa compra para beneficiar a Lula. Estas afirmaciones tornan más comprometida la situación penal de Lula, quien está procesado en cinco causas por corrupción, lavado de dinero y tráfico de influencias.
Según la denuncia de los fiscales, la compra de ese terreno fue una forma encubierta por la cual Odebrecht habría recompensado a Lula por contratos multimillonarios en la petrolera estatal Petrobras.
Bajo el gobierno de Lula fue montado el mayor esquema de corrupción en la historia del Brasil, donde un grupo de empresas eran beneficiadas con las licitaciones en Petrobras, y esas compañías pagaban sobornos que iban dirigidos a funcionarios y políticos, hasta los más altos niveles del Gobierno.
Según los abogados defensores de Lula, la acusación se basa en la compra de un terreno donde finalmente no se construyó el Instituto, que funciona en otro lugar.
El juez Moro rebatió esa tesis al sostener que pese a que el terreno no fue utilizado, hubo un entendimiento ilegal que se entronca con otros dentro del “Petrolão”.
La constructora Odebrecht y su filial Braskem deberán pagar una multa récord de US$ 3.500 millones a Estados Unidos, Suiza y Brasil por sobornos a funcionarios y políticos de una docena de países.
El Departamento estadounidense de Justicia informó que se trata del mayor caso ante la justicia estadounidense por sobornos pagos por empresas extranjeras.
Las dos empresas utilizaron el sistema financiero de Estados Unidos para pagar “centenas de millones de dólares en sobornos”, afirmó el Departamento, y por tanto habilita a la justicia de EE.UU. a intervenir. Algo similar para la colección de denuncias y sobornos y estafas cometidas por dirigentes de la FIFA y subsidiarias.

Categorías: Economía, Política, Brasil.