MercoPress, in English

Miércoles, 25 de mayo de 2022 - 12:14 UTC

 

 

FARC tiene por lo menos diez bancas aseguradas en el congreso colombiano

Sábado, 27 de agosto de 2016 - 06:18 UTC
FARC creará su propio grupo político una vez entreguen las armas. Si pasan el umbral mínimo exigido, conquistarán representación por sus propios medios. FARC creará su propio grupo político una vez entreguen las armas. Si pasan el umbral mínimo exigido, conquistarán representación por sus propios medios.

Detalles del acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC han comenzado a ver la luz y entre ellos se cuenta que los ex guerrilleros tendrán asegurados cinco escaños en el Senado e igual número en el Congreso en las elecciones de 2018.

  Uno de los aspectos más polémicos, el de dar escaños a esta organización, ha quedado resuelto por medio de una fórmula que garantiza a la guerrilla una representación en las Cámaras legislativas.

La guerrilla creará su propio grupo político una vez entreguen las armas. Con las siglas que elijan, concurrirán a los comicios del año señalado. Si pasan el umbral mínimo exigido a los partidos políticos y si obtienen ese número de escaños, conquistarán representación por sus propios medios. Para lograrlo contarán con otra ayuda adicional: la creación de dieciséis circunscripciones en zonas donde han tenido presencia intensa.

Pero si no logran ni lo uno ni lo otro por sus propios medios, les concederán los diez puestos exigidos. Será para dos legislaturas, la del 2018 y del 2022. Después, tendrán que ganárselo solos.

Otro de los aspectos llamativos es la participación que tendrá el Papa Francisco en la conformación del Tribunal Especial que juzgará a las FARC, a lo militares y a los civiles que hayan tenido alguna incidencia en el conflicto armado. El Papa podrá designar un magistrado, al igual que el secretario General de la ONU, además de otras tres entidades. Con ellos pretenden silenciar las voces críticas que auguran que será un tribunal parcializado a favor de la guerrilla y en contra del Centro Democrático.

Esta medida se enmarca en los diálogos que han mantenido los últimos cuatro años el Gobierno colombiano y la guerrilla más antigua y sanguinaria de Colombia y que esta semana cerraron los últimos puntos pendientes del acuerdo.

El acto de la conclusión de las negociaciones en La Habana fue presidido por el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez. A él asistieron los jefes negociadores de las dos delegaciones, Humberto de la Calle por el Gobierno y Luciano Marín Arango, alias 'Iván Márquez', en representación de la guerrilla. Tras el encuentro, de la Calle, afirmó que el histórico pacto es el “mejor acuerdo posible”, el “viable” e 'Iván Márquez' expresó que se había ganado “la más hermosa de todas las batallas, la de la paz de Colombia”.

Por su parte, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, afirmó que enviará al Congreso el texto del acuerdo de paz con la guerrilla con objeto de que convoque el plebiscito para refrendar lo pactado, que se celebrará el próximo 2 de octubre. Para que el acuerdo de paz sea aprobado en el plebiscito, la opción del “sí” debe obtener al menos el 13% del censo electoral, es decir un mínimo de 4.396.626 voto.

Categorías: Política, América Latina.