MercoPress, in English

Jueves, 20 de enero de 2022 - 01:35 UTC

 

 

OCDE elogia recuperación económica de EE.UU. frente al estancamiento de la UE y Japón

Sábado, 18 de junio de 2016 - 10:58 UTC
“La recuperación económica de EE.UU., aunque modesta para los estándares históricos, es una de las más fuertes de la OCDE”, indicó Ángel Gurría “La recuperación económica de EE.UU., aunque modesta para los estándares históricos, es una de las más fuertes de la OCDE”, indicó Ángel Gurría

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afirmó que la recuperación económica en Estados Unidos es “una de las más fuertes y un modelo” para el grupo de 34 países que componen el organismo, y que su producto interior bruto (PIB) es ya un 10% superior al registrado antes de la crisis de 2008.

 “La recuperación económica de EE.UU., aunque modesta para los estándares históricos, es una de las más fuertes de la OCDE”, indicó Ángel Gurría, secretario general de la organización, al presentar su último reporte sobre la primera economía mundial en un acto en el centro de estudios Peterson Institute for International Economics de Washington.

Gurría, que estuvo acompañado por el director del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Jason Furman, afirmó que ”en muchos casos la economía de EE.UU. es un modelo para otros países (...) gracias a un robusto apoyo monetario y una temprana expansión fiscal“.

Aunque, reconoció, ”para los niveles estadounidenses la recuperación ha sido suave y corre el riesgo de perder impulso”.

La institución que agrupa a los países desarrollados dio a conocer las proyecciones de crecimiento para la economía de EE.UU., que situó en 1,8% para este año y de 2,2% para el próximo.

Asimismo, recalcó que la economía estadounidense es ahora un 10% mayor que lo que era en 2008, cuando estalló la crisis financiera, frente al crecimiento de apenas un 1% en la zona Euro y el estancamiento de Japón.

Insistió, por ello, en la necesidad de reequilibrar la mezcla de políticas, con especial énfasis en la inversión en infraestructuras, mejora en la formación de los trabajadores y un mayor foco en la innovación para hacer frente a los problemas de productividad.