MercoPress, in English

Sábado, 22 de enero de 2022 - 02:11 UTC

 

 

Movida decisiva de delegación de Uruguay dio la presidencia a Infantino

Sábado, 27 de febrero de 2016 - 04:06 UTC
“Estamos muy contentos. La victoria de Gianni es un alivio y una alegría enormes”, dijo Alejandro Balbi, secretario general de la Asociación Uruguaya de Fútbol “Estamos muy contentos. La victoria de Gianni es un alivio y una alegría enormes”, dijo Alejandro Balbi, secretario general de la Asociación Uruguaya de Fútbol

El nuevo presidente de la FIFA, habla siete idiomas, entre ellos el español, pero instantes después de ser elegido se lo vio bien rioplatense al celebrar a los saltos y gritando “¡Uruguay, Uruguay!”, según informa el enviado especial de La Nación a Suiza a cubrir el acontecimiento..

 Era la descarga de tensión tras nueve horas encerrado en el Hallenstadion de Zurich, pero también el agradecimiento al país bicampeón del mundo, cuyos dirigentes fueron esenciales para inclinar el voto de la Conmebol a su favor.

“Estamos muy contentos. La victoria de Gianni es un alivio y una alegría enormes”, dijo Alejandro Balbi, secretario general de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), que cambió de postura en apenas dos meses, ya que en diciembre la federación se había fotografiado apoyando al francés Jerome Champagne, derrotado este viernes con contundencia.

Esta semana, mientras Brasil, temeroso de no subirse a tiempo al supuesto coche ganador, proponía respaldar al jeque Salman bin Ibrahim Al-Khalifa, la Argentina fue tibia hasta horas antes de la votación. El jueves, tras ocho horas de reunión de la Conmebol, Sudamérica ratificó que cerraba filas con el suizo-italiano de 45 años. Y la apuesta fue un éxito.

Los uruguayos apelaron a la picardía rioplatense para estar lo más cerca posible de Infantino una vez consumado el triunfo. Como integrantes de la comisión que debía firmar el acta del congreso, se situaron en primera fila y, al grito de “¡Vamo arriba Uruguay carajo!” se abalanzaron sobre Infantino, que comenzó a saltar con ellos y a gritar “¡Uruguay, Uruguay!”.

Además de Balbi celebraron Wilmar Valdez, presidente de la AUF, su vicepresidente, Rafael Fernández, y Eduardo Ache, presidente de Nacional.

En sus primeras declaraciones Infantino no tuvo sino palabras de reconocimiento hacia la Conmebol recordando en varias entrevistas que siendo la federación más pequeña numéricamente era la que más copas del mundo había ganado.

“Son la esencia del fútbol. Lo llevan en el alma” enfatizó Infantino.