MercoPress, in English

Martes, 7 de febrero de 2023 - 08:35 UTC

 

 

Disputa de Argentina con fondos especulativos amenaza con ahorcar al Citibank

Sábado, 21 de marzo de 2015 - 10:09 UTC
“Vamos a defender, custodiar y hacer respetar los derechos de esos bonistas, que creyeron en los argentinos en 2005 y 2010”, indicó la mandataria “Vamos a defender, custodiar y hacer respetar los derechos de esos bonistas, que creyeron en los argentinos en 2005 y 2010”, indicó la mandataria

La presidenta Cristina Fernández advirtió este viernes al Citibank que tiene que cumplir con la ley y efectuar el pago a los tenedores de bonos de la reestructuración de la deuda argentina el próximo 31 de marzo.

 ”(El Citibank) va a tener que cumplir el pago de los bonos argentinos. Vamos a defender, custodiar y hacer respetar los derechos de esos bonistas, que creyeron en los argentinos (con los canjes) en 2005 y 2010“, indicó la mandataria al encabezar un acto en El Calafate.

Se trata de la operatoria que fue prohibida por el juez de Nueva York, Thomas Griesa, bajo amenaza de sanciones en EEUU a la sede central del Citibank, en medio de la disputa con los fondos especulativos o 'buitres'.

”No solo nos atacan desde adentro, sino que desde afuera, como en el época de (Juan Manuel de) Rosas, ahora con los fondos buitres impidiendo que algún banco cumpla“ con sus obligaciones, advirtió la presidenta.

E insistió: ”Vamos a hacer que los bancos argentinos cumplan con la legislación argentina porque así es en todos los países del mundo, y este no es distinto. No somos mejores ni peores, pero decimos que en la Argentina se cumple con la ley de los argentinos, sea quien sea, mientras esté en la Argentina”.

En tanto el jueves el gobierno efectuó una inspección al banco, a través del presidente de la CNV (Comisión de Valores), Cristian Girard, quien advirtió a sus autoridades que de no realizarse la operación, sería pasible de sanciones que van desde la suspensión de la licencia del banco para operar en el sistema financiero local, hasta acciones directas contra su conducción y la aplicación de la acusación de “Alteración del Orden Público” contra sus directivos, lo que en teoría incluiría eventual prisión efectiva.

Ante la situación, el Citibank pidió un nuevo “stay” (suspensión de la medida) a Griesa, ya que le comunicó vendería ”lo más pronto posible (as soon as posible)“ el negocio de la ”custodia” de los bonos a un operador local.