MercoPress, in English

Lunes, 28 de noviembre de 2022 - 04:53 UTC

 

 

Aprueban presupuesto 2015 en Brasil y anticipan draconianos cortes de gastos

Jueves, 19 de marzo de 2015 - 10:10 UTC
El presupuesto fue presentado por el gobierno de Rousseff el año pasado, pero se aprobó con tres meses de atraso por las cámaras El presupuesto fue presentado por el gobierno de Rousseff el año pasado, pero se aprobó con tres meses de atraso por las cámaras

El Congreso brasileño publicó el presupuesto nacional para 2015, que, pese a sombrías previsiones de los analistas privados, prevé un crecimiento del 0,8% y un superávit fiscal equivalente al 1,20% del producto interno bruto (PIB) para el pago de la deuda pública.

 El proyecto de presupuesto fue presentado por el Gobierno de Dilma Rousseff el año pasado, pero fue aprobado con tres meses de atraso por las cámaras, que finalmente le dieron luz verde en una sesión que concluyó pasada la medianoche de este martes.

El documento original sufrió varias modificaciones y sobre todo en la meta de crecimiento, que primero pasó del cálculo inicial del 3,0% a un 2,0% y en la última revisión se rebajó a 0,8%, pese a que los analistas financieros sostienen que el país entrará este año en recesión.

Para hacer frente a la situación de maltrechas cuentas públicas el gobierno se ha volcado por un ajuste fiscal, el cual por ahora se ha limitado a algunas restricciones en el gasto y a un aumento de la recaudación por la vía tributaria.

Sin embargo, el Gobierno esperaba la aprobación del presupuesto para definir un fuerte recorte en el gasto, que el proyecto aprobado por las cámaras sitúa para este año en 2,84 billones de reales, que al cambio actual es equivalente a 887.500 millones de dólares.

El presupuesto también contiene previsiones para los años 2016 y 2017, para los que se espera un crecimiento económico de 2,0% y de 2,7%, respectivamente.

El bajo crecimiento económico del país en los últimos cuatro años ha representado uno de las mayores frustraciones durante la primera gestión de Rousseff, que comenzó el 1 de enero de 2011. Tras crecer un 7,5% en 2010, la economía nacional se expandió un 2,7% en 2011, el 1,0% en 2012 y un 2,3% en 2013.

El resultado del 2014 será anunciado la semana próxima y, según analistas del mercado financiero, pudiera mostrar un estancamiento o incluso una ligera contracción de la economía.

El proyecto aprobado por las cámaras también prevé que la deuda neta se reducirá este año al equivalente al 33,0% del PIB y al 32,1% un año después.

Categorías: Economía, Política, Brasil.
Tags: Brasil.