MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 18:27 UTC

 

 

Etanol en gasolinas de Brasil pasa del 25% al 27% a partir del 16 de marzo

Viernes, 6 de marzo de 2015 - 18:07 UTC
La decisión atiende el pedido de la industria de caña de azúcar, que espera aumentar la demanda del alcohol carburante en 1.000 millones de litros anuales La decisión atiende el pedido de la industria de caña de azúcar, que espera aumentar la demanda del alcohol carburante en 1.000 millones de litros anuales
Un estudio llevado a cabo por la petrolera estatal Petrobras determinó que la mezcla hasta un 27,5% no perjudica los motores. Un estudio llevado a cabo por la petrolera estatal Petrobras determinó que la mezcla hasta un 27,5% no perjudica los motores.

El gobierno brasileño aprobó un aumento de dos puntos porcentuales de la mezcla obligatoria de etanol a la gasolina, que pasará del 25 % actual al 27 % y se aplicará a partir del 16 de marzo, según informó el ministro de Minas y Energía, Eduardo Braga.

 Después de reunirse con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, Braga indicó que la medida fue firmada por la mandataria junto a varios de sus ministros y será anunciada de manera oficial por el Ejecutivo.

La decisión atiende el pedido de la industria de caña de azúcar, materia prima del etanol brasileño que pasa por una crisis y espera aumentar la demanda del alcohol carburante en 1.000 millones de litros anuales, según Unica, la patronal del sector, que produjo en 2014 un total de 28.000 millones de litros.

El límite de ese aumento, por ley, es del 27,5% y la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos automotores (Anfavea), a pesar de apoyar la medida, pedía al Ejecutivo esperar a que se realizaran más pruebas de desempeño antes de ser incrementada esa mezcla.

No obstante, un estudio llevado a cabo por la petrolera estatal Petrobras determinó que la mezcla hasta un 27,5% no perjudica los motores.

La mezcla se aplicará en la gasolina común, mientras que los tipos de combustible fósil mejorados mantendrán el actual porcentaje del 25%, adelantó Braga.

A pesar de casi la totalidad de la nueva flota de automóviles en Brasil sale de fábrica con la tecnología “flex fuel”, que permite la combustión con gasolina, etanol o la combinación libre de ambos, en el país se comercializan vehículos importados que sólo pueden funcionar con el combustible fósil.

Categorías: Economía, Energía, Brasil.