MercoPress, in English

Lunes, 8 de agosto de 2022 - 04:41 UTC

 

 

”Las Malvinas son argentinas y vamos a seguir defendiendo esto”

Miércoles, 25 de febrero de 2015 - 07:18 UTC
La embajadora Corradi sabe de los Isleños viviendo en las Malvinas desde hace muchísimos años, “pero nuestra lucha es defender la soberanía”. La embajadora Corradi sabe de los Isleños viviendo en las Malvinas desde hace muchísimos años, “pero nuestra lucha es defender la soberanía”.

Argentina tiene la histórica necesidad de llegar por la vía diplomática a una conclusión respecto a la soberanía sobre el disputado archipiélago del Atlántico Sur, (Falklands/Malvinas) dice la embajadora argentina en Paraguay, Ana Corradi. Argentina, agrega, seguirá reivindicando que las Islas son suyas.

 Enterada de la visita que un grupo de paraguayos realizamos a las Islas Falkland/Malvinas, la representante diplomática de Argentina en Paraguay se manifestó respecto a la situación del archipiélago por el que en 1982 su país y el Reino Unido fueron a una guerra, luego que fuera invadida por los militares argentinos. Expresó que la Argentina no acepta que las Malvinas sean un territorio británico de ultramar, ni reconoce el resultado que arrojó el referendo celebrado en 2013, por el que 99,8% de los habitantes de las Islas se manifestaron a favor de seguir siendo parte de Gran Bretaña. La embajadora Ana María Corradi conversó sobre estos y otros temas.

–¿Cuáles son los argumentos centrales que sostienen que las Malvinas son argentinas?

–Nosotros consideramos que las Malvinas están en territorio argentino. Esto es fundamental; es la base de nuestra posición política respecto de este tema. Nos entienden muchos países, pero además, hay posiciones de Naciones Unidas que sostienen que tenemos que llegar a un acuerdo a través de la vía diplomática, de medios pacíficos. Hay muchos antecedentes históricos que nos respaldan.

Lo consideramos una causa para la defensa de la soberanía. Antecedentes que para nosotros son más que suficientes.

El apoyo que recibimos de Paraguay para nuestra lucha es muy importante. El tema de las Malvinas, para nosotros, tiene un especial afecto e interés, y vamos a seguir luchando para que la soberanía quede, sin duda, en manos de la Argentina.

–¿En qué se traduciría cerrar diplomáticamente este tema? ¿Que Argentina recupere la posesión del archipiélago o que haya una cogestión entre ambos países? ¿Cuál es la fórmula?

–Y bueno, en este momento hay una situación en la que Argentina sostiene que las Islas Malvinas son argentinas, y Reino Unido, dice lo contrario. Nosotros vamos a avanzar con todos nuestros antecedentes, con toda nuestra historia, con todos los estudios que se hacen para fortalecer nuestra posición y llegar, en el momento en que esto concluya, a que las Malvinas son argentinas.

–A 33 años de la guerra que mantuvieron con Gran Bretaña, ¿volvieron a tener alguna conversación con el Reino Unido?

–No, las conversaciones que se hacen son a través de los ámbitos a los que hice referencia. Nosotros tenemos esa parte de la historia argentina muy triste. Haber llegado a un enfrentamiento bélico es lo que menos queremos ahora los argentinos. Por eso es que vamos a agotar todas las instancias para manejarnos dentro de los ámbitos de la diplomacia y del diálogo.

–¿Qué peso tiene el que los Isleños residentes en Falkland/Malvinas se hayan manifestado mayoritariamente (99,8%) a través de un referendo a favor de que el archipiélago continúe siendo parte de Gran Bretaña?

–Lo que pasa es que ese referéndum no tiene entidad.

–¿Por qué?

–Porque nosotros estamos en una etapa en donde tanto Gran Bretaña como la Argentina tienen que resolver esta situación; una situación irregular. Quienes viven en las Islas Malvinas se consideren Isleños, nosotros respetamos, pero lo nuestro pasa por la historia, por nuestra convicción política, territorial y vamos a seguir luchando por eso. No reconocemos el referendo como válido.

–El derecho a la autodeterminación que defienden los habitantes de las Islas, la autonomía económica y política que lograron, ¿tampoco tienen alguna gravitación en este tema?

–En realidad, nosotros vamos a esperar que eso se resuelva en los ámbitos que correspondan. Nosotros sabemos la historia, sabemos de los pobladores, de los Isleños viviendo allí en las Malvinas desde hace muchísimos años, respetamos todo lo que ellos hacen, cómo viven, pero nuestra lucha es defender la soberanía.

–¿Es cierto que hay un boicot hacia la población de las Islas por parte de la Argentina, según nos informó el gobernador británico, Colin Roberts?

–Argentina no hace boicot contra nadie. Todo pasa por el momento en que estamos parados los países frente a esa situación. En este momento nosotros estamos tratando de llegar a la conclusión, tratando de llegar a una definición. Eso no es un boicot.

–¿No se dan acciones como la penalización a cualquier empresa que realice prospección en las aguas territoriales de las Malvinas, o contra las que operan en turismo con el archipiélago?

–No. Lo que pasa es que hay que entender en qué contexto estamos. En qué momento estamos. Justamente es por eso que ambas partes se han tomado algunos recaudos para no interferir en lo que va a ser la definición del tema.

Menciono a propósito la resolución de las Naciones Unidas N° 31/49, de 1976 que insta a ambas partes o a cualquier otro Estado a abstenerse de realizar medidas unilaterales hasta que no se resuelva el conflicto de soberanía reconocido por la Asamblea General en otra resolución y por toda la comunidad internacional.

–¿Una exploración petrolífera es una acción unilateral entonces?

–Exacto.

–¿Esa y las otras resoluciones no quedaron sin efecto luego de la guerra del 82?

–No, las resoluciones están vigentes. Este es el contexto. Nosotros estamos esperando resolver una situación y nos tenemos que abstener de interferir en esto. Como defensa, tenemos todas las resoluciones que se adoptan en los organismos internacionales y tratamos de proceder en consecuencia.

–¿Qué avizora de aquí a 50 años respecto a las Malvinas?

–Que las Malvinas son argentinas, y vamos a seguir defendiendo esto.

–¿Cómo ve la permanencia de una base militar británica en las Islas?

–Nosotros nos mantenemos dentro del diálogo, de la diplomacia. No haremos nada desde la Argentina que altere el orden internacional.

Por Susana Oviedo
soviedo@uhora.com.py